Monte Hermoso en llamas tras un femicidio y un linchamiento

Cateherine Moscoso

Cosecha Roja.-

Cateherine Moscoso murió asfixiada. La golpearon en la cara, en la cabeza y la enterraron viva. La buscaron durante cinco días y el sábado a la noche encontraron su cuerpo debajo de la arena en un médano de Monte Hermoso, un balneario a 120 kilómetros de Bahía Blanca. Un grupo de vecinos reaccionó: incendió la municipalidad, otros edificio públicos y linchó al abuelo del ex novio de la adolescente, que murió camino al hospital.

Después de que la familia denunciara la desaparición de Catherine, la policía la buscó con la hipótesis de que se había fugado de la casa. Pero varios testigos la habían visto con Juan Carlos González, el hombre asesinado en la furia colectiva. Según publicó el portal La Brújula 24, la justicia investiga a Daiana, la amiga a donde la adolescente pasó la noche del domingo y cuya casa queda detrás de la de González.

***

El sábado 16 a la noche Catherine había ido a bailar al boliche Arena, en el centro de Monte Hermoso. En las cámaras de seguridad se la ve salir sola a las 6. Hasta las 18 del domingo estuvo en la casa de una amiga. Pero como no regresó al hogar, la familia hizo la denuncia.

Primero los investigadores creyeron que se había fugado. La policía hizo rastrillajes en Monte Hermoso y los alrededores pero tres testigos dijeron haberla visto caminar por el balneario el lunes a las 18.30 y otra persona dijo que recibió un mensaje por Facebook a las 21.40. El jueves un grupo de albañiles encontró el teléfono celular de la adolescente cerca de la casa en la que vivía con su abuela, en un sector del barrio Fonavi.

El cadáver apareció el sábado a la noche en un médano de la calle Río Atuel, en la zona norte de la localidad. La autopsia determinó que la joven murió por asfixia por sepultamiento entre el lunes y el miércoles. No tenía marcas de defensa ni ataduras en las muñecas o tobillos por lo que suponen que no estuvo secuestrada.

Según los médicos forenses de la morgue de Bahía Blanca, la golpearon y la enterraron cuando todavía estaba viva, probablemente inconsciente. En el hisopado no hallaron signos de abuso sexual pero el fiscal espera los resultados complementarios que indiquen si mantuvo relaciones sexuales con alguna persona antes de ser asesinada, si consumió alcohol o alguna droga.

Se espera que esta tarde la velen y la entierren en en Coronel Dorrego, a 30 kilómetros. Allí vive la mamá.

***

Juan Carlos González tenía 60 años y era el abuelo del ex novio de Catherine. Lo lincharon el sábado a la noche porque lo habían visto en varias oportunidades con la adolescente, según contaron los investigadores. La casa de la amiga donde Catherine estuvo el domingo queda detrás de la de González y hay una testigo que los vio juntos el lunes a las 19. Esa fue la última vez que la vieron con vida.

El fiscal Mauricio Del Cero, sin embargo, descartó que el hombre tuviera algún grado de responsabilidad en el crimen. “Se hicieron cuatro allanamientos, uno de ellos en la casa de González y también del nieto, donde se secuestraron celulares, computadoras que se estaban periciando”, dijo el funcionario judicial a Télam.

La abogada de la familia de Catherine, María Raquel Hermida, pidió a la Justicia que investigue a la amiga de la adolescente. “Esta chica miente, debe ser investigada, no se le tomó declaración”, dijo.

“Catherine es una más. Las mujeres seguimos siendo cosas, objetos. Siguen sin darnos importancia, hay que terminar con la impericia judicial. Catherine fue una más, lamentablemente”, dijo la abogada. El 2014 hubo 277 femicidios, uno cada 32 horas, según datos del Observatorio de Género de La Casa del Encuentro.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada