Muere uno de los hinchas de Tigre baleado el domingo

Por Cosecha Roja. –

Uno de los tres hinchas que seguían internados tras el enfrentamiento a tiros entre los barras de Tigre murió hoy en el hospital de San Fernando.

Fuentes judiciales informaron a Telam que se trata de Adrián Alejandro Velázquez, de 40 años, quien había resultado herido en la arteria femoral y permanecía internado desde el domingo.

Con la muerte de Velázquez Alejandro Musso, el fiscal a cargo de la causa cambió la caratula por “homicidio, lesiones graves y abuso de armas” y no se descarta que en las próximas horas pida detenciones de algunos miembros de la barra aunque varios integrantes de la hinchada viajaron a Perú por el partido de Copa Libertadores entre Tigre contra Sporting Cristal.

Según confiaron las fuentes judiciales a Telam, en el expediente ya hay tres imputados: Daniel Paz, alías el “Negro Fiorucci” –el líder de la barra-, y dos de sus laderos: Abel “el Gallego” Lavigna, que fue uno de los ocho baleados aunque no presentó heridas de gravedad, y Marcelo Pauliti.

Musso además investiga por qué no había presencia policial en las inmediaciones del estadio de Tigre, donde la hinchada se reunía para partir en caravana hacia el estadio Monumental de Nuñez y por qué no funcionaban las cámaras de seguridad del Municipio de San Fernando que debería haber grabado los incidentes.

Según declaró el lunes el funcionario encargado de las cámaras, el domo de Perón y Guido Spano se averió a las 4 de la madrugada del domingo por una tormenta y no pudo ser reparado porque “como era domingo” nadie tenía la llave del gabinete de control de la cámara y el servicio técnico no contestaba los llamados.

El funcionario responsable de la cámaras de la municipalidad de San Fernando declaró el lunes que el domo de Perón y Guido Spano se averió a las 4 de la madrugada del domingo por una tormenta y que no pudo ser reparado porque “como era domingo” nadie tenía la llave del gabinete de control de la cámara y el servicio técnico no contestaba los llamados.

tigreSegún confiaron fuentes del club, la pelea entre “Los de Pacheco” y “La 13”, que divide a la hinchada, se habría iniciado hace un par de semana. Las facciones de la barra habrían peleado por el control de los ingresos de los viajes por la Copa Libertadores. Un botín que estiman sería de varios cientos de miles de pesos.

La misma fuente agregó que el proyecto de Massa para mudar el estadio José Dellagiovanna habría sido un punto de inflexión entre las miembros de la barra brava del Matador y facilitó el choque entre los que comulgan con Massa y apoyan la idea de la mudanza y los que se oponen.

Los enfrentamientos se dieron enfrente y a una cuadra del bar que “el Negro Fiorucci” tiene a metros del estadio, en Victoria, partido de San Fernando. Ocho personas resultaron baleadas, pero sólo tres de ellas de gravedad: Velázquez, quien murió hoy; Walter Etchegaray, con un disparo en el tórax; y un hombre de apellido Cano que sufrió un impacto de bala en su cabeza.

El vacío de poder que dejó la salida de Walter “Tonga” Servant Díaz, antiguo capo de la barra que fue acusado de narcotráfico y está prófugo desde 2009, fomentó la lucha entre las facciones. Sin él en la tribuna, el sector de Pacheco parece decidido a tomar el mando.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada