Muerta a los 15 por un aborto clandestino

Muerta a los 15 por un aborto clandestino

La adolescente estaba embarazada de tres meses, llegó al Hospital Materno Infantil de Salta con un paro cardiorespiratorio y dolores abdominales. Unas horas más tarde, murió. La principal hipótesis es que fue por un aborto clandestino.

15/02/2019

Una adolescente de 15 años, embarazada de tres meses, llegó al Hospital Materno Infantil de Salta con un paro cardiorespiratorio y dolores abdominales. “Estaba en estado crítico”, contó a Cosecha Roja una fuente judicial. Unas horas más tarde la adolescente murió. Aunque el fiscal todavía no recibió el informe definitivo de autopsia, la principal hipótesis es que murió por un aborto clandestino. Las amigas de la chica contaron que había tomado limonada con aspirinas, un remedio casero que según un mito extendido sirve para interrumpir los embarazos.

La adolescente salteña había ido al hospital de La Merced, una localidad a 23 kilómetros de la capital provincial, donde vivía. De ahí la derivaron al hospital Papa Francisco de Salta y después al Materno Infantil, donde murió alrededor de las 5.30 de la madrugada de ayer.

La guardia policial del hospital hizo la denuncia y el fiscal Pablo Paz, de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas ordenó una autopsia. Según el informe preliminar la chica murió por un paro cardiorespiratorio. “Todavía falta el informe completo con los estudios anatomopatológicos, toxicológicos y otros análisis”, explicaron fuentes judiciales.

Si se escribe en el buscador de Google las palabras “aborto + limonada + aspirina” aparecen miles de resultados. La mayoría son foros donde adolescentes consultan si esa combinación resulta efectiva para interrumpir un embarazo no deseado. “Hola quisiera que me ayudaran tengo 3 meses y no puedo tener al bb por problemas, quien me puede desir que tomo por fa”, escribió una chica en un foro de salud. “Hola tengo 8 dias de atraso y quisiera saber si la bayaspirina con limon en realidad sirve por favor urgente apenas tengo 17 años por favor”, posteó otra.

En Argentina la clandestinidad es la alternativa a la maternidad forzada. La prohibición arrastra a las mujeres a situaciones desesperadas. “Durante la discusión en el Congreso, María Ale, una integrante de Socorristas en Red de la provincia de Entre Ríos, enumeró las distintas formas en las que las mujeres abortan cuando no tienen plata para pagar un aborto en una clínica clandestina o no llegan a encontrar a una feminista que la acompañe: desde tampones embebidos en lavandina, sal inglesa en la vagina, tallos de apio, de perejil, bayaspirinas en forma de óvulos, golpes en la panza propiciados a veces por sus propios hijos o hijas, cajas de anticonceptivos tomados en una sola vez, consumo de jugo de limón como único alimento durante tres días, té de ruda, de ajenjo, de palo santo, de orégano, de paraíso, de madreselva y un largo etcétera”, escribió la periodista María Florencia Alcaraz en su libro “¡Que sea ley! La lucha de los feminismos por el aborto legal”.

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, entre 1983 y 2016 murieron 3040 mujeres por abortos: un 28,72 por ciento del total de muertes maternas en ese período.