Murió la joven mutilada en El Jagüel

ariadnaCosecha Roja.-

Ariadna Sona tenía 18 años y un hijo de 4. El miércoles pasado, cerca de las ocho de la noche, un hombre la llevó por la fuerza hasta la estación de trenes de El Jagüel y la atacó: quiso abusar sexualmente, le pegó, la apuñaló y la mutiló. La adolescente llegó al hospital de Santamarina de Monte Grande en un estado gravísimo y agonizó hasta el martes, cuando le diagnosticaron muerte cerebral. Ayer la familia decidió desconectarla y murió.

Marcos Maciel, un hombre de 26 años, quedó detenido. El papá de Ariadna denunció que el hombre quiso abusar sexualmente de ella y que como la adolescente dijo no, la atacó “sádicamente”. Eran cerca de las ocho de la noche y el hombre la agarró para llevarla a un lugar con menos gente, le fracturó el tabique y la cortó la oreja con un cuchillo. “Intentó abusar de ella, ella se resistió y al no lograr su cometido se ensañó de tal manera que le cortó el rostro, le hizo barbaridades, la desfiguró totalmente”, dijo a Télam Cristian, el papá.

El tío contó a los medios que Ariadna y Maciel se conocían porque llevaban a sus hijos al mismo jardín. La adolescente había salido a comprar la cena al centro de El Jagüel, en Esteban Echeverría. La encontró la policía dos horas después, tirada a media cuadra de la estación. Los agentes la ayudaron a vestirse y llamaron a una ambulancia para que trasladarla al hospital. Ariadna había perdido mucha sangre y tenía problemas en los riñones y pulmones. A pesar de que le hicieron transfusiones, el martes le diagnosticaron muerte cerebral. Ayer la familia decidió desconectarla y no hacer velorio.

En las últimas horas, se acercó al papá de Ariadna una mujer que le dijo que cuando vio la foto del detenido lo reconoció: quiso abusar de ella en la misma estación. La causa está en la Unidad Funcional de Instrucción 1 de Esteban Echeverría, a cargo de la fiscal Carla Musitani. Fuentes judiciales confirmaron a Cosecha Roja que todavía tiene “tentativa de homicidio” como carátula pero que se espera el cambio.

Una vecina de Ariadna armó una página en Facebook (“Todos por Ariadna Sona”) para estar comunicados. “La página se realizó con el fin de ayudar, de pedir donadores para cuando se necesitaba sangre, de que se conozca el caso (…) Como le pasó a Ariadna me pudo haber pasado a mí, que también soy de el barrio y el asesino vive a cuadras”, escribió la administradora en el muro. En el mismo grupo, llamaron a una movilización el sábado a las 18 en la estación El Jagüel. También buscan conseguir testigos que puedan aportar más información a la causa.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada