Nicaragua: violenta represión a jubilados

nicaragua

La prensa-.

La fuerza y el coraje de don Paulino Blandón, originario de Matagalpa, representa el espíritu de lucha de miles de adultos mayores por obtener su pensión reducida de vejez. A sus 64 años, el anciano fue golpeado en la cabezapor guardas de seguridad que cuidan las instalaciones centrales del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), en el segundo día de protestas que realiza la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM).

Paramédicos del Benemérito Cuerpo de Bomberos brindaron los primeros auxilios a Blandón y lo trasladaron al Hospital Antonio Lenín Fonseca. A las pocas horas fue dado de alta y se unió nuevamente a la protesta.

Tres ancianos más fueron lesionados por los guardas de seguridad en el momento que rompieron las verjas del muro perimetral e ingresaron al parqueo interno de la institución.

Al lugar se hicieron presentes agentes de la Policía Nacional para mediar en la situación. Los ancianos aseguran que fueron agredidos con palos por parte de los guardas de seguridad del INSS, quienes se encerraron en las oficinas después del suceso.

Porfirio García, presidente de UNAM, aseguró que están dispuestos a permanecer frente al INSS el tiempo que sea necesario hasta que sus demandas sean escuchadas.

Además en las sucursales de Managua las protestas fueron suspendidas y los adultos mayores se trasladaron a las instalaciones centrales del INSS en espera de la llegada de otros miembros de la UNAM desde los diferentes departamentos del país.

EN JUIGALPA

Este martes, mientras los adultos mayores de los departamentos de Boaco y Chontales mantenían tomada la delegación del INSS en Juigalpa e impidieron las labores de esa institución, los jubilados que están llegando a retirar su pensión dijeron solidarizarse con la lucha de los demandantes, pero piden al Gobierno que busque dónde pagarles.

José de la Cruz Medina Oporta, de la directiva departamental de la UNAM, indicó que son unos trescientos demandantes de la pensión reducida de la zona, “aquí vamos a permanecer hasta que el Gobierno nos dé respuesta, pues nos han engañado”, apuntó.

En Jinotega, los adultos mayores se situaron a partir del 18 de junio de forma indefinida en las aceras del INSS, todos en reclamo a esa institución demandando una pensión reducida de vejez. En esta ocasión es notoria la participación de connotados sandinistas que han ocupado cargos en los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) de sus barrios.

Wilfrido Zeas, uno de los reclamantes y reconocido sandinista de Jinotega, trabajó muchos años como zapatero y cuatro años en la Alcaldía hasta el 2009.

“Yo soy una semilla más del adulto mayor y estoy aquí para exigir un derecho que nos corresponde, ya aportamos lo que teníamos que aportar ”, dijo Zeas.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada