No la atendieron en la guardia, parió en el baño

violencia obstétrica

Cosecha Roja.-

Verónica Tabárez llegó a la guardia del Hospital Materno Neonatal de Córdoba con contracciones cada cinco minutos. Pidió que la atendieran, dijo que no aguantaba más. Le contestaron que esperara, que los médicos estaban ocupados. Enseguida tuvo ganas de ir al baño: se sentó en el inodoro, pujó y parió una beba. Apenas alcanzó a agarrarle la cabeza antes de que cayera y salió del baño con el cordón sin cortar. “No me asustó para nada pero nunca esperé tener a mi hija sentada en el inodoro”, contó.

*

En una entrevista con Radio Universidad, la mujer relató cómo fue el parto del domingo a la madrugada. Durante la media hora que esperó en la entrada del hospital las contracciones se fueron intensificando y pasaron de cinco a tres minutos. Pero los médicos no venían y los administrativos la maltrataron.

– Mientras no tengas al bebé acá, mientras no rompas bolsa, está todo bien.

Margarita González, encargada del hogar Portal de Belén -donde estaba alojada Tabárez- estuvo con Tabarez esa madrugada. Cuando vio la cabeza de la beba en la mano de Verónica pegó un grito. “Se sentó en el inodoro y tomó la cabeza del bebé, yo salí y empecé a pedir auxilio en la guardia. Apareció un médico que venía corriendo y terminó de sacar al bebé, que dio el primer grito adentro del baño”, contó.

Después de parir, Tabarez salió sola del baño con los pantalones bajos, se subió a una camilla y obligó al personal a tapar a la beba con su abrigo. No había mantas y la noche estaba fría. Recién entonces los médicos la atendieron, la higienizaron, le cortaron el cordón umbilical y le sacaron la bolsa.

La directora del hospital, Liliana Asís, culpó a la mujer. “Si la mamá llega en expulsivo, con el parto ya en marcha, no da tiempo a que la suban al primer piso para ir a la sala de partos”. La médica también contradijo la versión del inodoro: si hubiera sido así, los doctores que la atendieron después no le hubieran dado el alta y la beba se hubiera quedado tomando antibióticos, dijo. “Yo sé dónde tuve a mi hija”, le respondió Verónica.

“Vero tiene facultades y acciones legales que si las decide seguir la acompañaremos, pero nosotros tenemos la obligación de hacer que esto se conozca. Es un problema de gestión que tiene que ser solucionado para que no se repita nunca más”, dijo María Amelia Moscoso, vicepresidente del Portal de Belén. Ahora evalúan iniciar acciones legales contra el establecimiento provincia.

[Nota publicada el 22/7/2015]

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada