Nos queremos vivas, el grito en la marcha por Ni Una Menos

ni una menos Rosario tw

Cosecha Roja.-

Las calles del centro de Buenos Aires y plazas de todo el país se volvieron a llenar de pancartas con un mensaje: Ni una menos. La consigna surgió tras el asesinato de Daiana García y convocó a una multitud el 3 de junio. Ayer, en el Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer -por el 55º aniversario del asesinato de las hermanas Mirabal, en República Dominicana-, mujeres, varones, familias y organizaciones volvieron a manifestarse. Además, la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación presentó el Primer Registro Nacional de Femicidios que registró 225 casos en 2014.

“Otros años éramos sólo nosotras, como si fuera un tema ‘de mujeres’”, dijo a Cosecha Roja Ada Beatriz Rico de la Asociación Civil La Casa del Encuentro. La concentración empezó cerca de las seis de la tarde en la plaza de los Dos Congresos, bajo el sol radiante. Algunas mujeres llevaban una remera que decía ‘tratame bien’. Otras se pintaron el cuerpo: ‘Si me tocás, te mato’. Las militantes de la organización ‘Mujeres de artes tomar’, se vistieron de violeta, bailaron en círculo y saltaron en medio de una batucada.

– ¡Vivas! ¡Nos queremos vivas! -cantaron.

mujeres de artes tomar

Desde 2008, La Casa del Encuentro se ocupa de recopilar información periodística de Télam, DyN y 120 diarios de distribución nacional y provincial. En estos siete años registraron 2041 femicidios. Ayer presentaron el último informe: desde enero a octubre, 233 mujeres fueron asesinadas por la violencia machista. Ayer la Corte Suprema mostró los datos del año pasado. “Festejamos que haya un registro oficial porque nos permite ver la realidad. Relevar de los medios es sesgado: si hay un femicidio en una zona rural, quizá no sale en ningún lado”, dijo Rico. Y agregó: “Cuando hay una estadística, quiere decir que esas mujeres ya fueron asesinadas y que necesitamos prevenir”.

“El registro comprende todas las causas por homicidio de mujeres (niñas, adolescentes y/o adultas) ocurridos en el año 2014 perpetrados por varones por razones asociadas con su género, hayan sido o no tipificadas como femicidio”, escribieron en el informe de la CSJN. En el 75 por ciento de los casos de los femicidios de 2014, las mujeres fueron asesinadas por varones de su círculo íntimo (parejas, ex-parejas, novios, maridos, convivientes) y sólo un 7% de los femicidios fueron cometidos por extraños. El lugar más peligroso sigue siendo el hogar.

El 42% de las víctimas tenía entre 21 y 40 años. Veinte víctimas eran niñas y adolescentes: siete tenían de menos de 10 años, cinco entre 11 y 15, y ocho entre 16 a 20. Al menos 144 niñas/os y adolescentes se quedaron sin madre. Entre los femicidas, el 49 por ciento tenía entre 19 y 40 y el 20 entre 41 y 60 años. Hay 13 adolescentes imputados.

De los femicidios cometidos durante el 2014, hubo 27 sentencias condenatorias (13 por ciento). Hay varias causas cerradas por la muerte del imputado (39 casos, que equivale al 18 por ciento). De todas las causas iniciadas, el 40% está en la etapa de juicio oral: terminó la investigación y hay al menos una persona imputada y próxima a ser juzgada. El 27 por ciento de los casos continuaba en etapa de investigación.

femicidios2014OVD femicidios2014OVDII

***

Abril Wilson tenía 19 años y era profesora de danza árabe. La encontraron en marzo tirada en la bañera de su casa, con agua hasta la mitad del cuerpo y cinco cuchilladas. Su mamá Romina estaba en el living, detrás del futón, envuelta en una sábana y con tres puñaladas. Madre e hija fueron asesinadas en el departamento de Constitución en el que vivían. Pasaron 9 meses y el único sospechoso del crimen sigue prófugo. Sus amigas estuvieron en la movilización de esta tarde en el Congreso, con remeras que exigían Justicia.

“No se lo puede haber tragado la tierra, queremos que aparezca, que su foto esté en todos lados”, dijo a Cosecha Roja Andrea, profesora de danza y amiga de Abril. También contó que el crimen todavía sigue caratulado como ‘homicidio’ y que piden que la Justicia lo cambie por femicidio. Una semana antes del asesinato Abril le contó que su mamá estaba preocupada porque el novio era muy celoso y lo quería dejar.

Las Insurrectas, el PTS, la Izquierda Socialista, Pan y Rosas, Barrios de Pie, la FUBA, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), Mumara, y Seamos Libres fueron algunas de las organizaciones que participaron. “Se incorporaron nuevas aliadas de militancia, ayer se vio muchísima más gente que en otros 25 de noviembre. Este nuevo protagonismo del movimiento de mujeres nos pone por delante la tarea de construir la unidad en la diversidad y en la transversalidad, con el mismo espíritu que se vio el 3 de junio”, dijo a Cosecha Roja Florencia Minici, editora de la revista Mancilla y parte del colectivo Ni Una Menos.

boca es pueblo

En medio de la multitud, un grupo de varones con remeras de Boca llamaban la atención. La organización se llama ‘Boca es pueblo’ y tiene una comisión de género. Según Martín, los “nutre” de información a ellos, que están “contaminados por la cancha y la sociedad”. “Nos sirve para entender qué es la violencia de género, una problemática de las mujeres y de los hombres también. Hay cosas que todos sabemos que están mal y otras, como el acoso callejero, con las que hay que insistir. Es muy molesto y tedioso para las mujeres, tenemos que cambiar”, dijo a Cosecha Roja.

Una de las banderas que flameaban en la plaza pedía justicia por Diana Sacayán, la militante travesti asesinada el 13 de octubre en su departamento en Flores. Su asesinato conmocionó: donde estaba Diana, había revolución. A fines de octubre, detuvieron a dos sospechosos del crimen. Las palabras ‘femicidio’ y ‘travesticidio’ están cada vez más presentes en los medios de comunicación. “Yo recuerdo que en 2008 los medios hablaban de ‘crimen pasional’. Hoy eso cambió, pero se analiza la actitud de la víctima y se dice ‘¿por qué tenía un short?’, ‘¿por qué estaba en la calle tan tarde?’ o ‘¿por qué estaba embarazada si tenía 14 años?”, dijo Ada Rico.

justicia por diana sacayan

María tiene 29 años, es de Chacarita y nunca antes había militado. Este año se sumó al Círculo de Amigas Feministas que estaba en la plaza juntando firmas para el manifiesto “La vida de cada mujer vale”. Este año fue protagonista de un hecho de violencia: iba en un taxi y no recordaba la calle a la que tenía que ir. “El taxista, un machista violento, me insultó y cuando me bajé, me empujó al piso. Terminé con un yeso”, contó a Cosecha Roja. Unos años atrás, no hubiera respondido. “No me hubiera animado”, dijo.

Lucila y Andrea militan en Seamos Libres, en la Campaña Nacional por el Derecho Aborto Legal, Seguro y Gratuito y en Socorristas en Red. Coinciden en que la movilización del 3 de junio sirvió para instalar el tema en agenda. La organización Socorrista en Red se ocupa de articular y difundir información sobre el aborto con misoprostol y acompañar a las mujeres que deciden hacerlo. “Las mujeres que abortan son todas. Ricas y pobres. Y ninguna lo hace tranquila”, dijo Lucila.

“Lo que se viene ahora es la segunda resistencia al neoliberalismo -la primera fueron los ‘90-. Con esto se inaugura un período de organización popular y el movimiento de mujeres va a ser uno de los actores protagónicos”, dijo Minici.

Foto de tapa: [email protected]

Fotos: Cosecha Roja

Nota publicada el 25/11/2015

 

 

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada