Nueve años después descubrieron que no se suicidó: la mataron a golpes

trenCosecha Roja.-

El cuerpo de Cintia Saavedra estaba en las vías del tren en La Plata cuando lo encontraron el 22 de octubre de 2006. Tenía 22 y una hija de 3. La última vez que la vieron fue el día anterior a la tarde, después de una discusión con su esposo David Hubicki. La fiscal Leyla Aguilar dijo que fue un suicidio, pero la familia nunca lo creyó. Para ellos, él la mató. Hoy, nueve años después, la causa dio un giro: una pericia interdisciplinaria demostró que a la mujer la mataron a golpes y la dejaron tirada en las vías. La justicia abrió una nueva investigación caratulada como homicidio.

Cintia quiso llevarse a la hija después de discutir con el esposo. Él no la dejó y ella se fue sin decirle a donde iba. Según una entrevista que dio al portal Artemisa dos años después de la muerte, Hubicki dijo que la joven tenía intenciones suicidas. La familia no piensa lo mismo: ella estudiaba, amaba a su hija, tenía proyectos y quería separarse del marido. Ellos dicen que la relación no era buena, que él era celoso, le “cortaba el pelo” y le “tiraba los lentes de contacto para afearla”.

Después de que la policía lo encontrara, el cuerpo estuvo varios días en la morgue. Mientras, la familia la buscaba. El 7 de noviembre la reconocieron: la había atropellado un tren. O por lo menos es lo que les dijeron en las comisarías 2º y 11º. Jorge Saavedra, el papá, habló con el personal del ex Roca y no hubo accidentes el día que la encontraron.

La pericia que se conoció hoy mostró que la mataron a golpes y la tiraron a las vías para esconder el crimen. La víctima tenía “traumatismos previos, sangrantes, que determinaron la mancha en charco y escurrimiento con un tiempo de decantación, y un cuadro de hipotensión severa con edema cerebral y necrosis tubular aguda, hallándose en estado de shock, antes de recibir el impacto del tren”, según informó Télam.

Hasta hoy, Hubicki era particular damnificado en representación de la nena -que tiene doce- pero la fiscal solicitó que se revocara esa condición y el juez César Melazo aceptó. Ahora podría ser investigado por el crimen.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada