“Operación Flipper”: cayó la cocina de cocaína más grande de la Argentina

flipperSebastián Ortega, Infojus Noticias-. El operativo logró incautar 300 kilos de cocaína, varios kilos de pasta base y 26 bidones con dos mil litros de precursores químicos. Se detuvo a 14 personas y se secuestraron 11 autos.

En la cochera de la quinta de Funes, en el Gran Rosario, los policías de la Superintendencia de Drogas de la Federal acomodaron prolijamente los paquetes. Uno al lado del otro, 69 panes con 300 kilos de cocaína, varios kilos de pasta base, 26 bidones con dos mil litros de precursores químicos, prensas hidráulicas, termoselladoras y una secadora industrial importada de Alemania. “La cocina de cocaína más grande de Argentina”, la definió el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad, Félix Crous, en diálogo con Infojus Noticias. El allanamiento formó parte de un operativo en el que fueron detenidas 14 personas y se secuestraron 11 autos.

La investigación se inició en marzo, en el marco de una causa que llevan adelante el fiscal federal Juan Patricio Murray y el juez federal Carlos Vera Barros. “Este tipo de investigaciones hay que manejarla con la mayor confidencialidad posible. Así que se realizó en un círculo muy íntimo y ni siquiera estaba al tanto la Policía Federal de Rosario”, dijo el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.

Según explicó Crous, la “operación Flipper” –llamada así por el jefe de la banda, el Delfín David Sacarías- incluyó once allanamientos en el Gran Rosario, Capital Federal y provincia de Buenos Aires. El más importante se hizo en la casa de Funes. En la planta alta del chalet de dos pisos se realizaba el proceso de conversión de la pasta base a clorhidrato de cocaína. Allí los policías encontraron los dos mil litros de precursores químicos.

Algunos, como el ácido clorhídrico, eran utilizados para el proceso primario de producción. Otros, como el manitol o la cafeína, se utilizaban para el estiramiento. “Para el secado, por lo general se utilizan microondas u otros elementos más artesanales. Acá había una secadora industrial importada de Alemania”, contó Crous.

La planta baja del chalet de Las Achiras 2528 era utilizado como centro de acopio: allí se encontró una “caja chica” con 170 mil pesos, mil euros y una cantidad no precisada en pesos; los 300 kilos de cocaína listos para la venta, que tienen un valor de mercado de 12 millones de euros; y dos rollos de súper aislante, utilizado para evitar la humedad, lo que permite entender que parte de la mercadería estaba a punto de ser embarcada al exterior.

En la casa de Funes fueron detenidas tres personas: el Delfín Zacarías, su esposa y su hijo. El Delfín, de 48 años, ya cumplió una condena por narcotráfico. Entre diciembre de 2008 y el mismo mes de 2009 compró 36 inmuebles, entre terrenos y viviendas. En total, su familia tiene 40 viviendas y 24 vehículos, entre ellos un BMW modelo 2011, un Audi TT modelo 2012 y dos motos BMW. Él Delfín no está inscripto en la Afip. Su esposa figura como monotributista en la categoría C.

El resto de la banda cayó en otros allanamientos. Entre ellos están el proveedor de los precursores y una química, que era la encargada de sacar del mercado esos productos.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada