Operativo humillación en Córdoba: 1500 policías y 350 jóvenes detenidos

Policía-de-Córdoba-630x350

Dante Leguizamón – cba24n.-

El sábado la Policía de la provincia realizó un megaoperativo con 1500 policías. La intención era acallar las críticas a raíz de la ola de inseguridad desatada en el territorio provincial. Fuentes del área de prensa de la institución le aseguraron a cba24n que el operativo fue coordinado en persona por el Jefe de Policía, Julio César Suárez.

Los barrios elegidos por la Policía fueron doce. Entre otros, la mano dura policial se aplicó en Yapeyú, Villa El Nailon, Marqués Anexo, Pueyrredón y Villa Urquiza. (Ver: La Policía realiza allanamientos masivos en Córdoba Capital)

En el operativo participaron efectivos de todas las dependencias policiales. Desde el grupo de élite Eter hasta la División Canes, pasando por Infantería y el área de Investigaciones Criminales.

Oficialmente se informó que los operativos saturación fueron “exitosos” y que se detuvo a “350” personas. Sin embargo, en base a los datos recogidos en diferentes fiscalías, este medio pudo confirmar que alrededor de 345 de las detenciones se deben a supuestas infracciones al Código de Faltas y no a delitos tipificados por el Código Penal.

La violencia del operativo generó que unas 100 familias se congregaran en la noche del sábado en la comisaría 7ma, donde funciona la UCA norte. Allí estaban alojados muchos de los demorados.

Entre los casos que pudo relevar este medio se destacan las detenciones de 14 adolescentes que salían de jugar al fútbol y, porque no tenían DNI, fueron presos.

También hubo varios motociclistas que sufrieron el secuestro de sus vehículos por no tener los papeles a mano. Dos hermanos denunciaron que estaban lavando el auto en su casa y un móvil los llevó sin mediar explicación teniendo que estar “en cueros” y muertos de frío toda la noche en la UCA norte.

Otro joven, de Villa El Libertador, salió a comprar pan y terminó detenido en una comisaría de bulevar Guzmán. Los relatos hablan de que muchos no fueron trasladados en móviles policiales, sino que el jefe Suárez ordenó que los subieran en un colectivo del Servicio Penitenciario hasta el lugar donde, hacinados, debieron dormir.

Abogados de organismos de Derechos Humanos afirmaron que hubo relatos de golpes y maltratos. (Ver: Fuertes críticas a “operativo saturación” de la Policía)

Un operativo publicitario

Para conocer si el operativo fue “exitoso” como dijo oficialmente la Policía, este sitio buscó información en las unidades judiciales 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 17, que tienen jurisdicción en varios de los barrios donde se hicieron operativos (Marqués de Sobremonte, Alta Córdoba, General Bustos, Guiñazú y Yapeyú).

La respuesta resulta esclarecedora: del total de detenidos en esos distritos sólo una persona habría cometido un delito. Se trata de un hombre mayor de edad que se trasladaba en un Renault 12 de la década del 80. Cuando la Policía le pidió los papeles el hombre los entregó, pero una de las autopartes no correspondía en su numeración con el modelo del vehículo.

El caso llegó entonces a la fiscalía de distrito 3, turno 5. La orden de la Justicia fue fichar al demorado e inmediatamente darle su libertad por considerar que el delito era menor y resultaba fútil mantener a una persona detenida por ese hecho.

Una treintena de los detenidos del sábado fue liberada por la noche. La gran mayoría en el mediodía del domingo. Todos recibieron un mismo mensaje de los efectivos que los liberaban: “Guárdense en su casa el fin de semana que viene porque los operativos van a seguir hasta las elecciones”.

¿Electrodomésticos robados?

Entre las fotos que distribuyó la Policía de la provincia para tratar de mostrar como exitoso un operativo donde se detuvo a inocentes, se encuentra la imagen de varios electrodomésticos (incluido un secarropa, una computadora del plan Conectar Igualdad y una guitarra).

Ninguno de esos aparatos tenía pedido de captura policial. Todo lo contrario. Fueron secuestrados bajo el pretexto de la “acreditación de propiedad”. Esto significa que se le pide al propietario los papeles de los mismos y, si estos no los poseen, los aparatos son secuestrados. Podría preguntarse el lector dónde tiene los papeles de la licuadora, el televisor o el horno microondas. Eso quizá explique lo absurdo de la situación.

Un ex funcionario de seguridad que también fue jefe de Policía intentó hace algunos años crear un registro de electrodomésticos para este tipo de casos, pero no tuvo éxito. En una entrevista para el diario Día a Día que le realizó el autor de esta nota, aquel jefe supo explicar: “Lo que pasa es que si no hay control, esas cosas quedan tiradas acá en Jefatura. Hay algunos jefes que se quedan con los aparatos y en algunas oficinas de este edificio te podés encontrar hasta tres centros musicales uno al lado del otro que son fruto de esos allanamientos”.

Protestas para hoy. Para las 19 de hoy se planea una reunión a la que asistirían varias organizaciones sociales preocupadas por lo ocurrido el fin de semana.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada