Ordenan a Facebook bloquear publicaciones contra una empresaria de Formosa

Cosecha Roja.-

Una jueza de Formosa le ordenó a Facebook -Argentina- bloquear información de una cuenta anónima con contenido que afectaba la intimidad personal y la reputación empresarial de una mujer residente en esa provincia. Ningún nombre fue difundido.

El fallo dictado por el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 6 prohíbe a la red social permitir la creación o publicación de foros, grupos, sitios de fans, enlaces, videos y comentarios que “injurien, ofendan, agredan, vulneren, menoscaben o afecten” a la demandante, quien expresó en su petición judicial que “dicho sitio se ha preocupado en demasía en denigrarla, refiriendo acusaciones hacia su persona e intimidad, los cuales si cayeran en manos de sus hijos les ocasionaría un daño irreparable”.

La orden de la jueza Graciela Patricia Lugo se aplica como “medida autosatisfactiva”, lo que implica una doble urgencia: la de sopesar las pruebas documentales aportadas por la demandante -que datan de agosto y septiembre del 2012- y la de exigir a Facebook Argentina el cumplimiento de la acción impuesta en un plazo máximo de 48 horas.

En este caso, difundido por la Agencia de Noticias del Poder Judicial, llama la atención que no se prohíbe expresamente a los usuarios de la red social comentar o difundir cualquier tipo de información acerca de sí mismos o de otras personas, sino que recae sobre Facebook, como plataforma de interacción, la obligación de limitar los contenidos de las cuentas existentes.

Según la demandante, la página de Facebook que la injuria tiene más de 1.200 amigos, lo que la convierte en “cuasipública”. Allí, según el fallo, “se comenzó a atacar su honor y la imagen de la empresa a su cargo, al principio solo con referencias sin expresar su nombre, y en el último tiempo ya dejaron de ser anónimas para referirse a su persona con nombre como también en su carácter de directora del —“. De acuerdo con la petición, entre los amigos de esa página “figuran personas que trabajan dentro de la empresa, quienes ante el avasallamiento de su honor y el ataque a la empresa en la cual trabajan, procedieron a anoticiarla de esa situación”.

Finalmente, expresa que la cuenta desde donde se emite esa información “es un perfil y usuario de la red social Facebook, que es manipulado por una persona física que se esconde detrás de un nombre de fantasía para concretar, dice, ilícitos y actuar impunemente”.

Las publicaciones que deberán ser borradas a más tardar esta noche incluyen “fotos fuertes” y comentarios ofensivos contra la mujer formoseña que puso la denuncia. Según la magistrada Lugo, no es este un caso de “libertad de expresión”, pues “se ha lesionado el derecho al honor de la actora, el cual es entendido como uno de los principales bienes espirituales que el hombre siente, valora y sublima colocándolo dentro de sus más preciadas dotes”.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada