Ordenaron la detención del número dos de la barra de Boca

mauro_martin_y_maximiliano_mazzaro

Telam.-

La Justicia porteña ordenó la detención del número 2 de la barra brava de Boca Juniors, por el crimen de un hombre en 2011 en el barrio de Liniers y por el que está preso el líder de “La 12”, Mauro Martín.

Por su parte, Horacio Riveros, abogado de ambos barras, dijo a Télam que el juez de la causa, Marcelo De Campos, rechazó esta tarde el pedido de eximición de Mazzaro y adelantó que mañana apelará esa decisión.

Según las fuentes judiciales, el magistrado no sólo ordenó la detención de Mazzaro sino también la de un tercer hombre acusado de haber participado del crimen de Ernesto Cirini (58).

En tanto, Martín quedó detenido el lunes y ayer fue indagado durante casi cuatro horas por el juez De Campos, quien le imputa el delito de “homicidio en riña”, el cual prevé penas de hasta seis años de prisión.

Las fuentes señalaron que en su descargo, el líder de “La 12” admitió haber estado junto a Mazzaro en el lugar donde se produjo el crimen, pero que no participó de la pelea.
“Martín dio su versión de los hechos”, explicó a Télam una fuente judicial que agregó que el jefe de la hinchada xeneixe dio el apodo de otro de los protagonistas del hecho.

Tras la indagatoria, el juez rechazó el pedido de excarcelación interpuesto por la defensa de Martín, quien quedó alojado en la cárcel de Devoto.

Por el hecho también está detenido desde el viernes último el cuñado de Martín, Gustavo Petrinelli (47), quien ya fue indagado y permanece en prisión ya que el magistrado también le rechazó la excarcelación.

El hecho investigado ocurrió la noche del 29 de agosto de 2011, en Pieres y Caaguazú, en Liniers, donde Cirini fue atacado a golpes y sufrió lesiones de tal gravedad que determinaron su muerte en la mañana del 31 de agosto en un hospital.

Según las fuentes judiciales, el crimen fue producto de un “incidente callejero” y “no se trató de ninguna pelea derivada con la calidad de simpatizantes de ningún club deportivo en particular de ninguna de las partes intervinientes”.

En ese sentido, Martín contó en su indagatoria que la pelea se inició cuando su cuñado le reclamó a su vecino, Cirini, que levantara los deshechos que dejaba su perro en la vereda de su casa, lo que generó una fuerte discusión.

Martín contó que, en esas circunstancias, su cuñado lo llamó por teléfono y le pidió que lo fuera a ayudar.

El barrabrava llegó al lugar a bordo de un Volkswagen Bora conducido por Mazzaro y en el que se hallaba otro hombre.

De acuerdo al relato de Martín, en ese momento se originó una fuerte pelea durante la cual Cirini cayó y golpeó su cabeza contra el piso, tras lo cual el barra dijo que abandonó el lugar.

También señaló que fue el tercer ocupante del Bora, del que sólo conoce su apodo, el que golpeó al vecino.

Sin embargo, los investigadores aseguraron que al menos una vecina observó e identificó a Martín como uno de los protagonistas de la pelea.

Ese testimonio, sumado a un entrecruzamiento de llamadas entre los teléfonos celulares de Petrinelli y Martín, derivaron en la orden de detención del jefe de la barra brava de Boca.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada