Otra mujer quemada en Argentina: vuelven a decir que fue una autoagresión

Cosecha Roja.-

El viernes, el mismo día en el que murió quemada Paula Gonzalez en un hospital del gran Buenos Aires, Daiana López, de 18 años, sufrió quemaduras en gran parte del cuerpo. Su pareja, 20 años mayor que ella y con antecedentes penales y de golpeador, es el único sospechoso del ataque pero no fue imputado en la causa. La chica está internada en el Hospital Posadas, en un estado muy delicado. Según confiaron fuentes allegadas a la Unidad Fiscal de Investigaciones 1 de Morón, apenas ingresó al hospital “le dijo a los doctores que la atendieron que ella tomó la decisión de prenderse fuego a lo bonzo”, algo que también se había argumentado en el caso de Paula..

“Independientemente de ese dato, ella estaba en un estado que no era el mejor así que hay que tomarlo con pinzas. Se está tratando de establecer si fue intencional”, agregó el vocero judicial.
Paula González, la chica de 21 años embarazada perdió el bebé y falleció el viernes pasado después de agonizar una semana. Paula también le habría dicho a una enfermera del barrio que la culpa había sido de ella. Otro punto en común es que los familiares de ambas víctimas reclaman que la investigación de un giro y apunte hacia los concubinos. Pero por el momento, los pesquisas sostienen que se trataron de intentos de suicidio o para amedrentar a sus parejas.

Desde hace más de un año, Daiana vive con su concubino, de apellido Maidana, en una casa de Orense y Marconi, en las inmediaciones de la Villa Carlos Gardel, en la localidad bonaerense de El Palomar. El viernes pasado, luego de una discusión con el hombre la chica resultó herida con graves quemaduras y fue trasladada de urgencia por un remisero de la zona que la había encontrado tirada en la esquina de la vivienda. Después de envolverla en una campera, el chofer la llevó al Hospital Posadas, a pocas cuadras de allí.

Mientras la víctima se debate entre la vida y la muerte, sus familiares acusaron a Maidana de querer asesinarla. Pero el hombre, que también tiene los brazos y las manos quemadas, dijo que se quemó al intentar apagar las llamas de su mujer.

Uno de los hermanos de Daiana señaló a los medios que él “le pegaba, no la dejaba salir” y que en una oportunidad le aplicó “cuatro puñaladas”. “Cada vez que íbamos nosotros a su casa, él decía que ella no estaba pero era mentira. La tenía como secuestrada”, agregó.

Según explicó el muchacho, su hermana está “toda quemada” de la cintura para arriba y que “el chabón (por la pareja de la chica) la hizo tomar nafta, la roció y la prendió fuego”. Además, el joven denunció que Maidana amenazó a su otra hermana “diciendo que también la iba a prender fuego”.

La madre de Daiana, María Haydée indicó que el sospechoso “no tiene que estar afuera. Tiene que estar adentro, pagando. Si la ley no hace nada. Vamos a arreglar cuentas nosotros”.

La directora de Políticas de Género del Municipio de Morón, Cinthia Frías, puntualizó que si bien no tenían registrado el caso de la mujer, se pusieron a disposición de su familia. “Lamentablemente, no tuvimos contacto con la chica antes. Por los que pudimos reconstruir, la chica venía presentando moretones y golpes en su cuerpo desde hacía un tiempo. Estamos buscando testigos para saber qué pasó el viernes. No creemos que sea un caso aislado al ambiente violento al que era sometida la víctima”, advirtió la funcionaria.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada