Nuevo ataque neonazi en Mar del Plata: el único detenido fue liberado

neverm

Al principio parecía una noticia más del fin de semana.  Decía así:

“Un joven de 28 años fue detenido esta mañana luego de protagonizar una pelea a la salida de un boliche y golpear con un palo a un policía que quiso separar a los grupos que estaban causando disturbios en pleno centro de la ciudad”.

Pronto se supo la verdad: el boliche Nevermind, de Mar del Plata, el domingo sufrió otro ataque de neonazis locales.

La voz de alarma la dio el dueño del lugar,  el activista de Asociación Marplatense de Derechos a la Igualdad (Amadi) Javier Moreno.

En su cuenta de Facebook, Moreno contó que mientras limpiaban el bar, escucharon “gritos cada vez mas fuertes y golpes muy contundentes en la puerta”.  Afuera estaban los miembros de Bandera Negra, un grupo neofacista que ya había cometido varios ataques en Mar del Plata.

“Golpeaban la puerta y vidrios con caños de PVC con cemento, vidrios rotos, paredes todas marcadas. Cascotazos en los vidrios de Planta Alta”, escribió Moreno.

Tanto Moreno como parte de las 50 personas que estaban en la vereda del bar lograron identificar a tres de los atacantes. Uno de ellos, Gonzalo Paniagua, tenía una cuchilla. El segundo, Nicolás Caputo, gritaba “homosexual, vamos a venir hasta que te podamos matar”.

El tercero, conocido como el  “el Rusito”,  empuñaba un arma de fuego y apuntaba a los transeúntes.

Los tres son reconocidos neonazis locales y se los vio en otros ataques similares en la ciudad. En el lugar también estaba una adolescente que participó en un ataque contra el Encuentro Nacional de mujeres.

Luego de denunciar el ataque al  911, llegaron dos patrulleros. Mientras intentaban dispersar a los agresores, uno de los agentes recibió un palazo de Nicolás Caputo, que se convirtió en el único detenido de la jornada.

Caputo sólo fue acusado de “resistencia a la autoridad”  y luego de declarar ante el fiscal Facundo De la Canale, recuperó la libertad. “Hay que ver por qué la policía en el sumario no mencionó nada de los daños al boliche, las personas que estaban armadas y los gritos discriminatorios”, dijo una fuente judicial citada por el diario La Capital.

El fiscal, de todas formas, ordenó seguir la investigación.  Si se sigue la pista del ataque neonazi, la causa debería pasar a la Justicia Federal, donde ya hay otras causas similares.
Además de pertenecer a la agrupación Bandera Negra, el único detenido de la jornada toca en una banda llamada Six Millon More (seis millones más).

El nombre no es inocente: hace alusión al Holocausto judio.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada