Otro periodista asesinado en Brasil

El periodista Décio Sá esperaba a un amigo en el bar Estrela D´Alva, en una zona turística de Sao Luis, capital del estado de Maranhao, en Brasil. Un hombre entró al bar donde estaba sentado, fue directo hacia él, le disparó al menos seis tiros por la espalda -cuatro de ellos en la cabeza- y se escapó en una moto junto a otra persona.

Cuando la policía llegó al bar, encontró el cargador de una pistola –de uso exclusivo para agentes de la policía – que sería compatible con las balas que mataron al periodista.

“Fue un crimen por encargo. Las personas que entraron al bar vinieron con la intención de asesinar al periodista Décio Sá. Los testigos dijeron que el autor de los disparos ni siquiera escondió la cara”, dijo el secretario de Seguridad Pública del estado de Maranhao, Aluisio Mendes.

Décio Sá trabajaba hace diecisiete años como editor de la sección política del diario O Estado do Maranhao y era el autor de Blogo do Decio (http://www.blogdodecio.com.br/), uno de los sitios más visitados del nordeste de Brasil. En sus publicaciones, Décio abordaba temas de actualidad política, corrupción y crimen organizado.

“Pedimos que se esclarezcan todos los detalles de la muerte de Decio Sa. Fue un asesinato planeado que debe alertar a las autoridades. Deben garantizar la seguridad de los periodistas de las regiones norte y nordeste del pais”, declaró Repórteres sem Fronteiras.

El presidente del Sindicato de Periodistas de Maranhao, Leonardo Monteiro, calificó el crimen como un atentado contra la libertad de prensa: “Estoy denunciando este homicidio ante todo el país para que el Ministerio de Justicia adopte las medidas necesarias”.

En el 2011, tres periodistas brasileños fueron asesinados. En lo que va del 2012, ya son cuatro los muertos por motivos relacionados a su actividad profesional. (http://es.rsf.org/brasil-o-assassinato-do-jornalista-paulo-14-02-2012,41876.html) .

Según la última clasificación mundial de libertad de prensa realizada por Repórteres sem Fronteiras, Brasil está en el puesto 99 de un total de 179 países (http://es.rsf.org/press-freedom-index-2011-2012,1043.html).

Fuente: Repórteres sem Fronteiras

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada