Para los peritos argentinos hay que seguir investigando qué pasó en Ayotzinapa

1forenses

Cosecha Roja.-

La investigación sobre el paradero de los 43 normalistas de Ayotzinapa no puede cerrarse, como anunció el gobierno mexicano, porque todavía falta procesar una cantidad importante de evidencia. Así lo dijeron los peritos de Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), quienes analizan desde octubre la evidencia recolectada por el gobierno mexicano en la zona en la que desparecieron los estudiantes.

En un comunicado difundido ayer los expertos -los únicos expertos en los que confían los familiares de los jóvenes- aseguraron que no hay evidencia científica que diga que los jóvenes fueron incinerados en el basurero de Cocula, como sugirieron las autoridades. Y sugieren que los peritajes de la Procuraduría General de la República deben ser evaluados por peritos independientes.

Los estudiantes desaparecieron entre el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero. Sólo aparecieron los restos de uno de ellos. De los demás aún no se sabe nada, tampoco hay certezas de lo que pasó esa noche.

Comunicado del EAAF:

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que desde el 4 de octubre de 2014 funge como perito independiente de las familias de los 43 jóvenes normalistas desaparecidos el 26 y 27 de septiembre pasados, continúa analizando la evidencia física recogida por peritos de la PGR y de ellos mismos, en el basurero y en el río San Juan, en Cocula, Guerrero.
Ante las declaraciones hechas por el Procurador Jesús Murillo Karam el 27 de enero pasado y que los involucra, consideran conveniente emitir el “Documento Inicial sobre investigaciones en el basurero de Cocula y Río San Juan” que hace referencia a problemas encontrados en la investigación de Ayotzinapa, como lo es el hecho de que, en el sitio que la PGR indica como el área utilizada en la cual se quemaron los cuerpos, ha habido fuegos en fechas anteriores, como lo indican las imágenes que el informe contiene.

En sus conclusiones y recomendaciones dicho documento establece los siguientes puntos:

CONCLUSIONES.

1.- Las imágenes satelitales del Basurero de Cocula obtenidas por el EAAF- y también aquellas disponibles al público en Google Earth – muestran que el área de fuego en la superficie inferior del basurero de Cocula, que la PGR indica como la utilizada para quemar los restos de los 43 normalistas, ha sido utilizada en realidad en fuegos anteriores al menos desde el año 2010.
Por lo tanto, las fotos satelitales indican que interpretar la evidencia recogida en la zona baja del Basurero por peritos de la PGR y del EAAF como un solo evento de fuego ocurrido según PGR el 26 de septiembre del 2014, refleja una lectura parcial de la evidencia recolectada en dicho lugar.
2.- En el análisis de los restos óseos recuperados en el basurero de Cocula y analizados hasta el momento, el EAAF encontró evidencia que sugiere fuertemente la posibilidad de que en la zona de fuego analizada en el basurero se encuentren presentes restos humanos que no pertenecen a los normalistas.
3.- El EAAF desea reiterar que esto no excluye la posibilidad de que algunos de los normalistas hayan corrido la suerte señalada por la PGR; aunque aún, en nuestra opinión, no hay evidencia científica al respecto en el basurero de Cocula.
4.- La investigación sobre Ayotzinapa no puede darse por concluida toda vez que aún falta procesar una cantidad importante de evidencia tanto por los peritos de la PGR como del EAAF. Se necesita mayor tiempo de análisis de los restos óseos y toda evidencia asociada a ellos. Esta tarea llevará varios meses más de trabajo.
Hasta momento, se han analizado en profundidad cerca de 30 de las 137 cuadriculas que componen el área de investigación del Basurero de Cocula. Los peritos de ambas instituciones aún deben examinar más de 100 cuadriculas adicionales.
5.- La evidencia física debe ser interpretada en todas sus posibilidades, sin dar preferencia a aquellas interpretaciones que solo incluyen una posible coincidencia con los testimonios de los imputados.
6.- En resumen: En opinión del EAAF, los peritajes de PGR deben ser evaluados por peritos independientes, estableciendo su rigor científico. El envío de 20 perfiles genéticos de los familiares de los estudiantes de desaparecidos de Ayotzinapa con problemas que no permiten su utilización, la interpretación del sitio del basurero como un solo evento de fuego cuando es posible comprobar que no los es, la recolección de evidencia fuera de los acuerdos de trabajo conjunto establecidos con el EAAF, el abandono de la custodia del basurero, sitio clave en la investigación de este caso, entre otros serias dificultades, así lo atestiguan.
El equipo de peritos trabajando para el EAAF en la investigación de Ayotzinapa y casos conexos suman a la fecha 30 profesionales que provienen de los siguientes países: México, Argentina, Uruguay, Colombia, Canadá, Estados Unidos de América, Francia y España. Dichos profesionales cubren las siguientes especialidades: antropología forense, medicina forense, arqueología forense y criminalística, criminalistas especialistas en fuego, genética forense, botánica y entomología forense.

RECOMENDACIONES

1.- Garantizar la protección del sitio Basurero de Cocula;
2.- Garantizar la protección, centralización y acceso a la evidencia recogida tanto biológica (restos óseos) como no biológica (alambres, llantas, vidrios etc) recogida en el Basurero de Cocula y según la PGR, proveniente del Rio San Juan;
3.- Acceso a todos los dictámenes forense que se encuentran en la Averiguación Previa correspondiente a Ayotzinapa.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada