Periodistas latinoamericanos le piden al Estado mexicano garantizar la vida de los trabajadores de prensa

Reunidos en Austin, firmaron una declaración alertando por la violencia contra la prensa y exigieron la intervención de gobiernos y organismos internacionales. ¿Qué cambios considera necesarios para proteger a los periodistas en riesgo?

Un grupo de los periodistas de investigación más destacados de América Latina y del Caribe declararon su “más enérgico repudio” por los asesinatos de periodistas en México. También señalaron que las muertes y ataques de todo tipo contra los medios de comunicación cometidos por el crimen organizado ocurren “desde hace años en medio de la negligencia del Estado”.

Más de cincuenta profesionales del periodismo, reunidos en el Octavo Foro de Austin sobre Periodismo de las Américas organizado por Centro Knight en la Universidad de Texas en Austin (http://knightcenter.utexas.edu/austinforum/af2010), suscribieron esta declaración en la que alertan sobre el serio peligro que existe en toda la región para la libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a estar informados.

“El narcotráfico y el crimen organizado se han convertido en la principal amenaza contra la sociedad y la vida democrática desde México hasta el Cono Sur. En otros países, como Guatemala, Honduras y también Colombia, los medios de comunicación y los periodistas trabajan bajo fuego”, dice la “Declaración de Austin”.

La cobertura sobre narcotráfico y crimen organizado fue el tema central que debatieron los periodistas en el Foro, mientras en México otro reportero era asesinado. El fotógrafo Luis Carlos Santiago, de 21 años, fue acribillado el 16 de septiembre en el estacionamiento de un centro comercial de Ciudad Juárez. Otro fotógrafo que lo acompañaba resultó herido en el ataque (http://www.diario.com.mx/notas.php?f=2010/09/17&id=b78cdf51c2e8faa51a2b881ee2da7a5a).

En un extenso editorial publicado en su edición del domingo 19 (http://www.diario.com.mx/notas.php?f=2010/09/18&id=6b124801376ce134c7d6ce2c7fb8fe2f), y que tuvo amplia repercusión en la prensa, los periodistas de El Diario de Juárez se dirigieron a “las diferentes organizaciones que se disputan la plaza de Ciudad Juárez” para preguntarles directamente “qué es lo que quieren” de los medios.

“Ustedes son, en estos momentos, las autoridades de facto en esta ciudad, porque los mandos instituidos legalmente no han podido hacer nada para impedir que nuestros compañeros sigan cayendo, a pesar de que reiteradamente se los hemos exigido”, dice el editorial que lleva la firma de “La redacción”.

Durante el gobierno de Felipe Calderón, 22 periodistas han sido asesinados en México, según un reporte del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) (Clic para descarga el informe completo). Mientras que según cifras oficiales, la violencia del crimen organizado en este país ha costado la vida a 28.000 personas como consecuencia de enfrentamientos entre carteles rivales y ataques a fuerzas del orden.

Texto completo de la “Declaración de Austin”

Un grupo de los periodistas de investigación más destacados de América Latina y del Caribe, reunidos en el Octavo Foro de Austin sobre Periodismo de las Américas, organizado por el Centro Knight en la Universidad de Texas en Austin, declara su más enérgico repudio por los asesinatos de periodistas y ataques de todo tipo contra los medios de comunicación desatados por el crimen organizado en México y que se cometen desde hace años en medio de la negligencia del Estado.

El narcotráfico y el crimen organizado se han convertido en la principal amenaza contra la sociedad y la vida democrática desde México hasta el Cono Sur. En otros países, como Guatemala, Honduras y también Colombia, los medios de comunicación y los periodistas trabajan bajo fuego. Por toda la región la libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a estar informados están en serio peligro. Así lo ha constatado el trabajo de este Foro en las rigurosas exposiciones de los participantes.

Los participantes del Foro de Austin declaran su decisión de actuar desde los distintos medios de comunicación aquí representados para denunciar la impunidad con la que operan las bandas del crimen organizado y para insistir ante organismo internacionales, los gobiernos de la región, en particular el mexicano, para que asuman la urgencia del momento y la responsabilidad que les corresponde en garantizar dos derechos mínimos que están consignados en sus constituciones. Los derechos a la vida y a la información deben ser restituidos.

Desde Austin enviamos nuestra solidaridad a todos nuestros colegas en peligro.

Austin, 18 de septiembre de 2010

Firmada por:

• Juan Javier Zeballos, Asociación Nacional de la Prensa, Bolivia

• Mauri König, Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo, Brasil

• Mónica González, CIPER, Chile

• Ginna Morelo Martínez, Consejo de Redacción y El Meridiano de Córdoba (Colombia)

• Álvaro Sierra, Universidad para la Paz, Costa Rica

• Giannina Segnini, La Nación, Costa Rica

• Mónica Almeida, El Universo, Ecuador

• Carlos Dada, El Faro, El Salvador

• Benoît Hervieu, Reporteros Sin Fronteras (Oficina para las Américas), Francia

• Cristian Alarcón, Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI)

• Claudia Méndez Arriaza, El Periódico, Guatemala

• Gotson Pierre, AlterPresse, Haití

• Byron Buckley, Asociación de Trabajadores de Medios Caribeños y Asociación de Prensa de Jamaica

• Marcela Turati, revista Proceso y red Periodistas de a Pie (México)

• Marco Lara Khlar, Insyde (México)

• María Teresa Ronderos, Verdad Abierta, Colombia

• Mike O’Connor, Comité para la Protección de Periodistas

• Óscar Martínez, El Faro, El Salvador

• Samuel González, asesor en justicia criminal, México

• Carlos Fernando Chamorro, El Confidencial, Nicaragua

• Dilmar Rosas Garcia, Centro Latinoamericano de Periodismo, Panamá

• Osmar Gómez, Foro de Periodistas Paraguayos (FOPEP), Paraguay

• Gustavo Gorriti, IDL Reporteros, Perú

• Luz María Helguero, Red de Periodistas de Provincias del Perú

• Ricardo Uceda, Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), Perú

• Tyler Bridges, periodista

• Paul Radu, Romanian Center for Investigative Journalism, Rumania

• Ana Arana, Fundación MEPI, México

• Bruce Bagley, University of Miami, Estados Unidos

• Bruce Shapiro, Centro Dart para el Trauma y el Periodismo, Estados Unidos

• Cecilia Alvear, Asociación Nacional de Periodistas Hispanos /Unity, Estados Unidos

• Judith Torrea, blog Ciudad Juárez: en la sombra del narcotráfico

• Luis Botello, Centro Internacional para Periodistas

• Ricardo Trotti, Sociedad Interamericana de Prensa

• Steven Dudley, InSight/Crimen Organizado en las Américas

• Javier Mayorca, El Nacional, Venezuela

• Algirdas Lipstas, Programa de Medios de Open Society Foundations

• David Holiday, Programa para América Latina de Open Society Foundations

• David Sasaki, Programa para América Latina de Open Society Foundations

• Gordana Jankovic, Programa de Medios de Open Society Foundations

• Miguel Castro, Programa de Medios de Open Society Foundations

• Sandra Dunsmore, Programa para América Latina de Open Society Foundations

• Lise Olsen, Reporteros y Editores de Investigación y Houston Chronicle, Estados Unidos

• Donna de Cesare, Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos

• Rosental Calmon Alves, Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos

• Kristel Mucino, Washington Office on Latin America y Transnational Institute

• Ricardo Sandoval Palos, Consorcio Internacional de Periodismo Investigativo/Centro para la Integridad Pública, Estados Unidos

• Gabriel Michi, Foro del Periodismo Argentino (FOPEA), Argentina

• Dean Graber, Universidad de Texas en Austin

• Summer Harlow, Universidad de Texas en Austin

• Ingrid Bachmann, Universidad de Texas en Austin

• Monica Medel, Universidad de Texas en Austin

• Joseph Vavrus, Universidad de Texas en Austin

• James Ian Tennant, Universidad de Texas en Austin

2 comentarios
  1. Hola, me gustaría utilizar esta declaración en Austin para publicarla en El Diario, deseo saber sí alguien pudiera darme una declaración en torno a nuestro caso particular y enviarlo a mi correo [email protected]

    Por cierto, el fotógrafo que es enfrentado por el policía federal ilustra esta nota es Julio Aguilar, reportero de El Diario… eso le pasa a casi cada escena del crimen que acude porque es el reportero de guardia, es decir, anda solito por las tardes-noches en esta ciudad de Dios… saludos

Responder

Su dirección de email no será publicada