Perú: Conmoción por el asesinato de Ruth Thalía, participante de un reality

Alexi Velásquez y Ernesto Guerrero.. La Repùblica.

Las reveladoras confesiones que realizó Ruth Thalía Sayas Sánchez en el programa televisivo “El valor de la verdad” la condujeron a lo que nadie hubiese imaginado: la muerte. Después de once días de una intensa búsqueda, el cuerpo sin vida de la atractiva joven fue finalmente hallado en un hoyo de 6 metros de profundidad, en una casa ubicada en la comunidad campesina Viña de Media Luna, en Jicamarca.

El cadáver fue encontrado por el Escuadrón de Emergencias a las 6 de la tarde y su cuerpo recién fue rescatado 4 horas después. Hasta el lugar llegaron su padre Leoncio Sayas Antezana (41) y su hermana Eva Sayas. Fue su progenitor quien identificó el cuerpo sin vida de Ruth Thalía antes de quebrarse de dolor.

En medio del llanto y la desolación, Leoncio Sayas pidió justicia y un castigo ejemplar para el asesino de su engreída, identificado como Bryan Barony Romero Leiva (20). Este fue el enamorado de Ruth y, según fuentes policiales, la asesinó para quedarse con los 15 mil soles que ella ganó en “El valor de la verdad” el pasado 7 de julio.

El 16 de setiembre la familia de Ruth contó que el mototaxista Bryan Baroni irrumpió en casa de la muchacha y robó dinero y especies porque la chica se negó a pagarle parte de los 15 mil soles que ganó en el citado programa.

En esa fecha también la madre de Ruth Thalía, Vilma Sánchez, contó: “Hace unos minutos llamaron al celular de mi otra hija y nadie hablaba, pero escuchamos a una persona que respiraba rápido como si estuviera agonizando”.

SE CONTRADIJO

Romero Leyva acudió ayer a las 3 de la tarde a la oficina de Personas Desaparecidas de la Dirincri, ubicado en la avenida España, en el Centro de Lima, para dar su manifestación sobre la desaparición de su ex enamorada. Allí entró en contradicciones y ante la presión del riguroso interrogatorio policial, terminó confesando el crimen. “¡La he asesinado!”, dijo a la policía. Luego, reveló el lugar donde lamató y enterró el cadáver. Después la recubrió con cemento. Pensando que nadie lo iba a descubrir.

Por la tarde los efectivos de investigación de la Dirincri lo condujeron hasta Jicamarca para ubicar el lugar donde habría enterrado el cuerpo.

Ya en el lugar confesó, ante el cadáver de su enamorada, que la llevó hasta ese lugar baldío para comprar un amplio terreno de la manzana “L” s/n, en Torres Viña de Media Luna, que antes funcionó como una chanchería clandestina.

Aprovechó el momento para quitarle la vida, preso de la ambición. Pero no actuó solo. Su tío, identificado como “Remy”, lo habría ayudado en todo, en presencia de un menor de edad.

En ese momento, el progenitor de Ruth tomó una piedra y le lanzó al homicida. “¡Que se pudra en la cárcel!”, exclamó, en medio del llanto.

La Unidad de Rescate usó picos y palas para abrir la fosa. Luego con sogas y poleas procedieron al rescate, que se prolongó hasta las 8 de la noche. El cuerpo inerte fue conducido por orden del fiscal de turno a la morgue de Lima.

Ruth Sayas Sánchez se hizo conocida al revelar en ese espacio sabatino “El valor de la verdad” acontecimientos oscuros de su vida, que mezclaban la ambición, el engaño e incluso aceptar que recibió dinero a cambio de sexo. Por ello, fue “lapidada” por la opinión pública. Afirmó que se avergonzaba de sus raíces huancavelicanas, de sus padres y se sintió atraída por otra mujer a los 15 años. “La besé”, afirmó.

CADENA PERPETUA

El abogado penalista Mario Amoretti informó que Bryan Romero podría recibir una pena de 35 años o de cadena perpetua. “Si el móvil del crimen se desarrolla para apoderarse del dinero que la víctima recibió en el programa de televisión estamos hablando de un robo agravado con consecuencia de muerte, y la pena es de cadena perpetua”, dijo.

Pero si fue por venganza, señaló, podría ser acusado de homicidio calificado y la pena iría de 15 a 30 años.

CRONOLOGÍA

7 julio. Ruth Sayas participó en el programa de televisión ‘El valor de la verdad’, conducido por Beto Ortiz, en el que confesó sus más íntimos secretos.

10 julio. Es el primer encuentro entre Ruth y Bryan, después del programa emitido en Frecuencia Latina.

11 setiembre. La joven salió de su vivienda en Huachipa, en dirección a su universidad. Ruth Thalía no apareció más.

14 setiembre. Los padres de Ruth Sayas denunciaron ante los medios de comunicación la desaparición de su hija. Ellos indicaron que un día antes había recibido llamadas extrañas.

22 setiembre. Agentes de la División de Desaparecidos, con ayuda de Bryan Romero, llegaron a la vivienda ubicada en Jicamarca y ubicaron el cuerpo de Ruth.

RUTH DIJO:

“Estoy aquí para decir la verdad a las personas que más quiero. Ese es mi mayor objetivo. Estoy lista para decir la verdad”.

“Mi hombre ideal tendría buena posición económica. No quiero lastimar a Bryan, lo quiero, pero no noto sus aspiraciones”.

“Guardo pan para mayo. He ahorrado una cantidad… interesante, un poco más de lo que voy ganando (en el concurso)”.

“Yo trabajo en un night club, soy bailarina; por un baile nos pagan 150 soles. Sí, acepté dinero a cambio de relaciones sexuales”.

ENVENENADA

Ruth Thalía Sayas Sánchez, la estudiante de 19 años asesinada por su ex enamorado 64 días después de ventilar su vida íntima en el programa de televisión ‘El valor de la verdad’, habría sido envenenada antes de ser estrangulada por el criminal, según el fiscal de la Nación José Peláez Bardales.

El magistrado reveló ayer que las pesquisas preliminares permitieron reunir evidencias que apuntan en ese sentido.

Fuentes de la Dirincri corroboraron esta hipótesis. Precisaron que el homicida, Bryan Romero Leiva(20), admitió haber ahorcado a la joven porque el veneno que le dio a beber tardó mucho en hacer efecto.

“Le apreté el cuello fuerte con las dos manos. Entiendan, no quería enterrarla viva…”, confesó el muchacho, desconcertando con su frialdad y cinismo a los agentes responsables del interrogatorio.

Romero Leiva insistió en haber actuado inducido por sentimientos de venganza. “Por culpa de Thalía todo el mundo me llama ‘cachudo’. Me hizo daño. No debió contar sus secretos en televisión”, declaró en presencia del fiscal provincial de Santa Anita, Manuel Vasco Cumpa.

7 DÍAS DE INDAGACIONES

El autor del crimen fue trasladado de madrugada al local del Ministerio Público y, luego, devuelto a la sede de la Dirincri a las 6:00 de la mañana. Allí permanecerá sometido a indagaciones hasta el lunes 1 de octubre. Su tío, Remmy Leiva Cerrón, ocupa una celda aledaña en la misma sede. El 25° Juzgado Penal de Lima ordenó su captura el domingo último por estar presuntamente implicado en el asesinato. Se le atribuye haber ayudado a su sobrino a enterrar el cadáver de la estudiante de contabilidad. Leiva Cerrón ha negado hasta ayer toda responsabilidad en el caso. Su abogado, Alberto Reigada, aseguró que lo acusan “solo porque el terreno donde enterraron a la chica es suyo”.

La situación legal de la producción de ‘El valor de la verdad’ fue abordada por el fiscal de la Nación. “Las pesquisas determinarán si es que existe un grado de responsabilidad (del programa de TV) en el crimen, pero me parece que sería una responsabilidad que no tendría relación de causalidad”, afirmó. En tanto, la ministra de Justicia, Eda Rivas, descartó que la muerte de la estudiante se haya producido por el citado programa.

EL ÚLTIMO ADIÓS

En horas de la tarde, Ruth Thalía fue sepultada en el cementerio Mafre de Huachipa. Sus padres, Leoncio Sayas y Vilma Rosario, se aferraron por un instante al ataúd y, levantando la mirada al cielo, no dejaron de exigir cadena perpetua para el criminal y sus cómplices.

Para la presidenta de la Comisión de la Mujer del Congreso, Aurelia Tan de Unafuko, al enamorado criminal le correspondería cadena perpetua, ya que la figura del feminicidio en el país se ve agravada por la ocurrencia de delitos de violación sexual, secuestro y robo.

BETO ORTIZ: “EL ASESINO ES BRYAN ROMERO Y NO MI PROGRAMA DE TV”

Beto Ortiz, conductor del programa ‘El valor de la verdad’, lamentó ayer que haya voces que atribuyan -a ese espacio televisivo- responsabilidad en la muerte de la joven Ruth Thalía Sayas Sánchez. “El asesino es Bryan Romero y su cómplice es su tío que estuvo manipulándolo todo el tiempo”, sostuvo, tras afirmar que victimizando al criminal se le esta haciendo un gran favor.

“No es un crimen de un enamorado despechado, es un crimen que tiene como móvil el dinero, lo fue desde el principio”, refirió.

Ortiz también hizo una autocrítica por no ayudar en la búsqueda de Ruth, cuando se anunció sudesaparición.  También dijo que iniciará una campaña para luchar contra los casos de feminicidio.

CLAVES

Bryan Romero, confeso asesino de Ruth Thalía Sayas, pidió perdón a los padres y hermanos de su ex enamorada. “Perdónenme, ya no hay nada que hacer. No puedo retroceder el tiempo”, indicó, sereno, cuando reingresaba al local de la Dirincri a las 6:00 am. Antes fue llevado a la sede del Ministerio Público.

La psicóloga Carmen Gonzales deploró que en programas de TV como el de Beto Ortiz se maltrate sistemáticamente a la mujer.

Ella calificó de “perverso” el hecho de haber permitido que Ruth Thalía exponga sus intimidades en presencia de sus padres y de su enamorado. “Estas revelaciones que hizo la muchacha fueron un factor detonante en el homicidio”, respondió.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada