Perú: El carnicero de Inambari confesó cinco asesinatos

Perú 21.-

Después de dos semanas de intensa búsqueda, la Policía de Investigación Criminal y de Homicidios de Puerto Maldonado logró atrapar a Alfredo Samy Carrizo Yaranga (26), un comerciante que asesinó a balazos y a machetazos a cinco personas y que, luego, fugó a la capital limeña.

El criminal fue capturado el domingo y ayer fue trasladado a Madre de Dios en un vuelo comercial procedente de Lima y bajo estrictas medidas de seguridad. Al ser interrogado por la Policía, admitió ser autor de la muerte de su expareja, Flor Elizabeth Nobleja Rodríguez, y de sus excuñados, Zarid Milagros (26), Walter Antonio (23) y Percy Antonio Nobleja Rodríguez.

Según su propia confesión, los mató uno a uno con una escopeta calibre 16 en un descampado de la comunidad de Virgen de la Candelaria, ubicado a 63 kilómetros de Puerto Maldonado, en la carretera a Inambari. Como algunos no murieron al instante, decidió rematarlos con palos y machetes hasta dejarlos completamente mutilados.

Los cuerpos fueron encontrados el pasado 14 de mayo por el padre de las víctimas, Cirilo Enrique Nobleja Paredes (66), en un descampado, a la altura del kilómetro 63 de la carretera a Inambari y esparcidos en un radio de 40 metros. La Policía dijo que el crimen se habría producido al menos cinco días antes del hallazgo.

MENOR ENTRE VÍCTIMAS
Aunque inicialmente Carrizo Yaranga negó haber matado a la hija de Flor Nobleja, M.S.N., de 7 años y quien hasta ayer estaba en calidad de desaparecida, la Policía –al mando del capitán Wilman Carazas– logró hacerlo confesar el asesinato de la niña.

Luego de que el homicida señalara el lugar donde había enterrado el cuerpo de la menor, un equipo de la Policía y de la Fiscalía halló el cadáver en un avanzado estado de descomposición. Ello debido al intenso calor que reina actualmente en la zona. Junto a los restos de la pequeña estaba su ropa y su mochila, así como su osito de peluche.

TENGA EN CUENTA

– Debido a que los cuerpos de sus víctimas quedaron seccionados, la población ha apodado al asesino como el ‘Carnicero de Inambari’.

– Se cree que el sujeto actuó con excesiva crueldad por venganza.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada