Perú: Un joven con esquizofrenia degolló a su madre

Perú 21.-

Se confirmó las sospechas de que el brutal asesinato de Marcelina Cisneros Quicaño (38), quien murió degollada la madrugada de ayer en su vivienda ubicada en el asentamiento humano Néstor Batanero, en San Juan de Miraflores, fue perpetrado por su propio hijo, Junior Michael Meléndez Quicaño (19), quien sufría de esquizofrenia.

El escenario del crimen era macabro. Las paredes estaban cubiertas con diversas inscripciones, un total desorden. En el medio, el cuerpo de Marcelina, quien padecía de ceguera debido a una avanzada diabetes, estaba en el suelo, sobre un charco de sangre.

Antes de ser asesinada, la mujer comenzó a discutir con su hijo e, incluso, lo golpeó con un palo de escoba en la nariz. Al verse sangrando, Junior Meléndez cogió un cuchillo de la cocina y, sin piedad, atacó a su madre. Finalmente, la degolló.

Su padre, Isidoro Meléndez, trató de encubrirlo y dijo a la Policía que un sujeto vestido de negro había ingresado a la casa para cometer el asesinato. Sin embargo, esta versión fue descartada por los investigadores debido a que ninguna puerta o ventana había sido violentada.

Agresivo y violento

Águida Sulca (53), tía de la víctima, contó que Junior Meléndez era muy violento. Incluso acostumbraba a golpearse la cabeza contra la pared y atacaba físicamente a su madre.

“Estudiaba en un colegio especial, y durante un tiempo estuvo en tratamiento psicológico. Pero, luego, sus padres lo retiraron”, expresó.

Vecinos también señalaron que el muchacho tenía arranques violentos y que hace poco amenazó de muerte a su hermana Ivon Katherin (18).

Indicaron que, a veces, el joven era dejado encerrado en su vivienda, mientras que sus padres iban a una iglesia evangélica de la zona.

Además, acostumbraba escribir en las paredes de su casa las letras de canciones románticas y dibujar corazones con la inscripción ‘tú y yo’.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada