Piden justicia por la argentina asesinada en Playa del Carmen

Vanesa González la joven asesinada en México, creció en el barrio de Flores. La mamá sigue viviendo en la misma casa y muchos de los compañeros de escuela se quedaron en la zona. Son ellos los que mañana se reunirán frente a su hogar para pedir justicia por el crimen. En Playa del Carmen, el lugar que había elegido para vivir con su novio y comenzar una vida juntos, también pedirán justicia frente a la vivienda que alquilaban desde hacía cuatro meses y donde la mataron. A la noche prenderán velas para recordarla.

Playa del carmen femicidio

*

Vanesa Cynthia Gonzalez apareció muerta la mañana del martes 25, en la casa que compartía con su novio en Calle 48, entre Avenidas 10 y 15 en el barrio Colonia Luis Donaldo Colosio, Playa del Carmen. Ambos eran argentinos y trabajan en un hotel.

Esa mañana, Francisco se preocupó porque su novia no atendía el teléfono. Volvió a la casa y la puerta estaba cerrada por dentro. Pudo colarse y empezó a llamar a Vanesa, ella no respondía. En el patio donde colgaban la ropa encontró una caja: dentro estaba el cuerpo de su novia, en posición fetal, vestida con un short negro y una camisa blanca.

Franciso llamó a la policía y hasta el momento es el único detenido de la causa. En las últimas horas empezó a circular una imagen del joven mexicano que estaban hospedando. “Para nosotros ese chico es el sospechoso porque faltaba dinero, los documentos de Vanesa y una mochila”, contó a Cosecha Roja Carolina Benítez, la prima hermana de Vanesa.

Ese joven, a quien busca la policía, se contactó con ellos por una plataforma digital de intercambio de hospedajes. Los vecinos dicen que escucharon gritos el lunes 24. El inquilino había llevado a otra persona a la casa: había roto el trato que habían acordado. Después de la discusión sólo quedó Vanesa en el hogar. Al otro día apareció muerta.

Desde el consulado argentino en Cancún, le dijeron a la familia de la joven que no les convenía reconocer el cuerpo en Playa del Carmen porque “no sabían a que se enfrentaban”. “A nosotros nos da mucho miedo -dijo Carolina- ¿Quién nos asegura que a la que metan en el cajón sea mi prima? No entiendo por qué no nos ayudan en nada”.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada