Declaró el exfuncionario acusado por el crimen de la psicóloga en Pinamar

Juan Carrá – Cosecha Roja.-

–Soy totalmente inocente.

Fue lo primero que dijo Fernando Miner mientras trataba de entrar a los Tribunales de Dolores. Esposado y custodiado por personal de la Policía Bonaerense llegó cerca de las 8.30 para dar su versión ante el fiscal Diego Bensi. Es que desde el domingo está detenido acusado de ser el asesino de María Marta Landívar, la psicóloga encontrada sin vida hace diez días.

La coartada de Miner había sido adelantada por Héctor Zamora, abogado defensor. Según dijo Miner delante del fiscal y bajo juramento, la tarde en la que ocurrió el asesinato estaba de viaje, en Capital Federal y detalló todo el itinerario. Incluso, dio precisiones de horarios de su paso por los peajes de General Conesa y de Samborombón. Estos detalles permitirán que el fiscal solicite a las cabinas los videos de seguridad para corroborar los dichos de Miner.

La declaración duró dos horas. En ese tiempo, Miner se mantuvo tranquilo y contó al detalle dónde y con quién comió al llegar a Buenos Aires y también, con quiénes se reunió por cuestiones de negocios.

Según Zamora “no hay elementos fuertes, de importancia, para decretar la detención de Miner. Simplemente hay testigos de identidad reservada que lo veían pasar por la zona donde está la casa de la víctima, pero ninguno que lo haya visto salir de la casa de ella”.

En este sentido, el abogado aclaró que la zona de la casa de la psicóloga es un “paso obligado” para Miner en el ir y venir a la suya.

Con respecto a su relación con María Marta, Miner dijo que era algo agotado desde hace dos años. Incluso, puso a disposición de la Justicia su teléfono celular para, según su abogado, demostrar que no hubo contacto con ella y cuando lo hubo –en una sola oportunidad– fue porque la psicóloga lo llamó hace alrededor de un año.

“Le interesa saber quién la mató porque, en este caso, él también se considera una víctima” aclaró Zamora respecto a la actitud de su defendido ante la causa.

De constatarse la coartada de Miner –mañana el fiscal le tomará declaración a las personas que estuvieron con el imputado durante el fin de semana– y teniendo en cuenta la data de muerte fijada por Policía Científica –la pericia dijo que a María Marta la asesinaron entre las 18 y las 20 del 19 de mayo–, el imputado quedaría fuera de la escena del crimen.

Concluida su declaración, el exfuncionario de Pinamar dejó los tribunales esposado y fue trasladado a la dependencia policial donde espera detenido que se resuelva su situación procesal.

 

Sobre la detención 

Juan Carrá – El Atlántico.-

(27/ 5)Fernando Daniel Miner fue director de Seguridad del Municipio de Pinamar durante la gestión del cuestionado intendente Roberto Porreti. El sábado fue detenido acusado de ser el asesino de la psicóloga María Marta Landívar. María Laura había cortado la relación. Ese sería el móvil del homicidio de la psicóloga.

Faltaban pocos minutos para las 17 cuando Fernando Miner fue sorprendido por un grupo de efectivos policiales de la Subdirección Departamental de Investigaciones de Villa Gesell en su casa de Valeria del Mar. Llevaban en la mano una orden de allanamiento y de detención. Estaba acusado de ser el autor material del crimen de la psicóloga.
Allegados de María Marta habían declarado que el exfuncionarios y la psicóloga mantuvieron una relación de pareja. Incluso, que luego de que ella dijera basta, él, a pesar de estar con otra mujer, insistía en volver y que en algunas oportunidades habían vuelto a estar juntos como amantes.
Se presume que el sábado 19 de mayo, Miner y María Marta discutieron. No se sabe si fue por la negativa de ella a retomar el vínculo o si él se molestó porque María Marta había preferido salir con sus amigas. Los gritos de ambos se escucharon desde la casa de los vecinos. Después, el estampido que dejó todo en silencio. Cuando le dispararon, María Marta puso la mano para defenderse y eso generó que la bala calibre 22 se desviara hasta herirla en la clavícula y después darle justo en la aorta. La mujer cayó muerta y se desangró en el piso del dúplex de avenida Del Valle Fértil y De los Langostinos, en el barrio Golf Chico de Pinamar.
El cuerpo fue encontrado por una de sus amigas el domingo poco después del mediodía. La noche anterior, María Marta había faltado a la cena que, según una de las hipótesis, había desencadenado la tragedia. Poco antes de encontrarse con sus amigas había llamado para avisar que llegaría más tarde. Pero nunca llegó.
Los investigadores fueron tras la pista del crimen en el entorno íntimo y por eso hicieron foco en las exparejas de la psicóloga. Algo llamó la atención de Miner: un día después del crimen cerró su cuenta de Facebook y también se deshizo de su celular.
El cerco comenzó a cerrarse en el marco de un importante hermetismo hasta que ayer la investigación dio un vuelco definitivo.
Cinco allanamientos fueron ordenados por la Justicia de Garantías a pedido del fiscal Diego Bensi. Los destinos: la casa, un boliche y un comercio de computación, propiedad de Miner. Los dos restantes, la casa de dos mujeres allegadas al detenido.
En los allanamientos se encontraron armas y drogas. Sin embargo, el fiscal aclaró que los calibres de las armas secuestradas no son coincidentes con el calibre de la bala que causó la muerte.
Lejos de cerrarse, el caso entra en una etapa en la que los investigadores deberán probar la responsabilidad de Miner, quien hoy será citado a declarar en los tribunales de Dolores en calidad de imputado por el homicidio.

http://criminiscausa.blogspot.com.ar/

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada