Caso Abril y Romi: juzgan al doble femicida

Abril Wilson tenía 19 años y era profesora de danza árabe. La encontraron tirada en la bañera, con agua hasta la mitad del cuerpo y cinco cuchilladas. Su mamá Romina estaba en el living, detrás del futón, envuelta en una sábana y con tres puñaladas. Madre e hija murieron el 20 de febrero de 2015 en el departamento de Constitución en el que vivían. Casí tres años después, hoy comenzará el juicio contra Juan José Campos, el acusado por el doble femicidio. Campos estuvo un año prófugo: lo encontraron las amigas de Romina, que mañana convocan a movilizarse y que trataron de convertirse-sin ser escuchadas- en querellantes.

A la madrugada de ese 20 de febrero los vecinos escucharon gritos de auxilio. Después sólo hubo silencio. Nicolás vive en el primer piso del edificio de Constitución y Solís. Entre las 3 y las 4 de la mañana, se despertó por los ruidos: una mujer pedía ayuda a los alaridos mientras alguien movía muebles y tiraba cosas. La mamá de Nicolás se asomó por la ventana que da al pulmón de manzana:

– ¿De qué piso?- gritó varias veces asomando la cabeza hacia afuera y hacia arriba.

Nadie le respondió. Entonces Nicolás se puso una remera y subió los dos pisos que lo separan del tercero, donde vivían Abril y Romina. Miró por el agujero de la cerradura y vio que estaba todo tirado. Sintió que había alguien parado del otro lado de la puerta, se asustó y volvió a su casa. “Ya está, má, no se escuchan más gritos”, dijo. A los pocos minutos, entró la policía. Juan José Campos los atendió y les dijo que no había pasado nada, que estaba todo bien. Los oficiales se fueron.
abril-romiAl día siguiente varios vecinos vieron al hombre por el edificio. “Salió a comprar el almuerzo y volvió. Se lo veía normal, tranquilo”, contó Nicolás en aquellos días a Cosecha Roja. “Cuando se cruzó con mi mamá, le dijo: ‘¿vos fuiste la que gritó por la ventana anoche? No vas a pensar que hice algo, ¿no? Yo soy incapaz de pegarle a una mujer’”.

La policía volvió a la escena del crimen el lunes a las 23:50. Los llamó Domingo Loiácono, el abuelo de Abril y papá adoptivo de Romina. Pidió ayuda porque hacía horas que no contestaban el teléfono ni el timbre y porque salía un olor nauseabundo del departamento: era el pis y la caca de los gatos que, hacía días, nadie limpiaba. Cuando el abuelo, los oficiales y una vecina entraron encontraron un caos. Primero la vieron a Abril en la bañera. Después descubrieron que el bulto detrás del sillón era Romina.
camposJuan José Campos estuvo un año prófugo. Lo encontraron luego de una movilización. Las amigas de Romina se habían manifestado con carteles pidiendo justicia por las dos mujeres. Admeás de fotos de ellas, marcharon con fotos del acusado por el femicidio. Una mujer de Santa Fe las vio por televisión y se sorprendió. Aunque tenía otro apellido, era la misma persona que amasaba pizzas y que hacía un mes convivía con una de sus vecinas y su hija pequeña. Un día más tarde, la policía lo detuvo.

El juicio

Mañana, a casi 3 años del doble femicidio, comenzará el juicio oral. A Campos se lo acusa por “homicidio, mediando violencia de género”. Las audiencias serán el 11, 13 y 20 de diciembre en el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº7.

“En este camino fueron innumerables las trabas por parte de la Justicia, pero también fueron enormes nuestros logros. Conseguimos que de manera extraordinaria -y marcando un precedente- que se le conceda a Marta ‘Babi’ Visco, tía y tía abuela de las víctimas, ser parte querellante de la causa”, destacaron en el grupo de amigas en un comunicado.

abril-romina-featA pesar de ello,  el juicio se desenvolverá sin querella:  Babi murió hace un mes. “Es por esta razón, que se nos abre nuevamente la pregunta: ¿por qué sus amigas, su familia ampliada que tanto aportamos a la causa, no podemos defenderlas?”, dijeron las amigas. Y  agregaron: “Ni el Estado ni la policía ni la justicia lo encontraron; fuimos sus amigas, con nuestra incansable lucha”, las mismas que convocaron a acercarse desde las 8:30 hoy, el miércoles 13 y el 20 a la puerta del juzgado, en Talcahuano 550, Ciudad de Buenos Aires

 

Texto: Julia Muriel Dominzain / Cosecha Roja.-
Fotos:  Facebook Justicia por Abril y Romi.-

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados