¿Por qué absolvieron a Lucila Frend?

lucila frendTelam.-

El Tribunal de Casación Penal bonaerense, que confirmó la absolución de Lucila Frend por el crimen de su amiga, Solange Grabenheimer, consideró que no se investigó al encargado de una obra en construcción lindera a la casa de la víctima, en la localidad bonaerense de Florida, ni a una mucama con la que la joven había tenido un altercado.

En el fallo firmado ayer por Víctor Violini y Daniel Carral y difundido hoy, los camaristas aseguraron que no comparten la versión del fiscal de la causa, Alejandro Guevara, de que “las hipótesis alternativas” fueron “investigadas y agotadas”.

En ese sentido, recordaron que nunca se le tomó declaración a una empleada doméstica que trabajaba en la casa del ex novio de Solange, Santiago Abramovich, pese a que el 9 de enero de 2007, el día anterior al crimen, se había peleado con la víctima.

Abramovich, sus padres, la misma Frend y otros testigos declararon que la mujer “se sentía atraída por Santiago y revelaba animosidad hacia la víctima, a punto tal que el día anterior al hallazgo del cuerpo hubo entre ambas un episodio que llegó inclusive a la violencia física”, señala el fallo.

“La fiscalía explica que dicha línea investigativa expiró al haber declarado Abramovich padre, que le pidió al personal de la garita próxima a su domicilio que vigilara expresamente su casa, para que nadie saliera de ella, concluyendo que si nadie lo hizo, mal podía sospecharse de la mucama”, se explicó en el fallo.

Sin embargo, nadie de la familia pudo confirmar que la mujer no haya salido de la casa, por lo que para la sala III de Casación, “no es posible afirmar que la mencionada no haya abandonado el domicilio en la mañana del 10 de enero”.

“No es ocioso señalar que siempre se aludió a un móvil de `celos` de la mucama para atacar a Solange, es decir, un motivo pasional como el referido por los peritos”, agregaron los jueces.

Por otro lado, el fiscal adujo que los obreros que trabajaban en la obra lindante y que tenían acceso al PH por la habitación de la víctima por haberlo permitido ésta para que efectuaran arreglos, fueron convenientemente investigados.

Sin embargo, “existen actitudes inexplicadas, más aún que aquellas reprochadas a Frend”, dijeron los jueces y consideraron que el encargado de la obra “resultó inconsistente en sus dichos”.

Es que ese testigo declaró que el día del hecho había decidido no ir a trabajar, pero finalmente fue a verificar que todo estuviera en orden, pese a lo cual no ingresó al lugar, y que en el camino encontró un bolso y luego lo arrojó por encima de la pared de la obra, pese a que tenía las llaves del lugar y podía abrir.

“Tampoco puedo perder de vista que se incautaron zapatillas embarradas pertenecientes teóricamente al cuñado (del encargado) y que varias de las acciones que dicen haber realizado el día del hecho se revelaron como falsas”, subrayaron los jueces.

Durante el juicio oral, el subcomisario de la Policía Científica Julio César Julián contó que él tenía como sospechoso a ese albañil y que por lo que figuraba en la causa tenía la intención de conquistar o concretar una cita con la víctima, según lo declaró una mujer que limpiaba el PH donde vivían las amigas.

Para fundamentar sus sospechas, este perito contó que pudo observar en fotos que en una habitación de la obra se pueden observar “pisadas unidireccionales” hacia el balcón de la habitación de Solange.

Agregó que la puerta ventana que comunicaba el cuarto de la víctima con el balcón que daba a la obra “abría hacia afuera” y “siempre estaba abierta porque estaba rota y no se le podía echar llave”, por lo que el asesino pudo haber ingresado por ahí.

Pero lo que más llamó la atención fue cuando contó que el albañil declaró que ese 10 de enero lo pasó a buscar su cuñado, también obrero, y le dijo que no iban a ir a trabajar a Florida “porque le dolía la cabeza y llovía”.

“Pero al mediodía no almorzó y se fue desde su domicilio en San Miguel a Florida a reparar un celular de su esposa y le dicen que allí no se lo podía arreglar”, contó el criminalista.

Julián comentó que según la declaración, del local de celulares se fue a la sucursal del Banco Francés de Florida donde hizo una extracción bancaria de 50 pesos alrededor de las 15.45, lo que sitúa al albañil a 15 cuadras del lugar del crimen y a dos horas y media de la estimación de la data de muerte dada por él.

En otro tramo del fallo, los jueces critican a Guevara por sostener que “no puede pensarse en un agresor externo que ingresara con el único y exclusivo propósito de matar a la víctima” .”Por el contrario, si no se encuentra cuestionado que el homicidio se cometió por un motivo pasional, y por alguna persona del entorno de la víctima, entonces, evidentemente, ese agresor bien pudo haber ingresado con el solo propósito de ultimarla, extremo que explica la ausencia de agresión sexual y de desapoderamiento de bienes”, remarcaron.

El hecho se descubrió el 10 de enero de 2007, cuando Grabenheimer (21) fue hallada asesinada de cuatro puntazos en el cuello en su cama del PH de Güemes 2280 de la mencionada localidad del partido de Vicente López, donde convivía con su amiga Lucila Frend.

Durante el juicio oral que terminó el 12 de julio de 2011, Frend fue absuelta en un fallo unánime de los jueces Luis Zapata (fallecido tras el juicio), Lino Mirabelli y Hernán San Martín, quienes consideraron que no había pruebas para una condena.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada