¿Por qué detuvieron a Daniel Migone?

Daniel Migone: todavía no se sabe por qué lo detuvieron
Catalina Dowbley – Cosecha Roja.-

Una carpeta negra con el logo de Mary Kay, una crema antiarrugas, una caja verde con tarjetas, un cassete y una calculadora eran algunos de los objetos que había en el auto de Patricia Armenti la madrugada del 10 de noviembre de 2005. La puerta del acompañante de su Fiat Brio color beige había sido forzada. Dentro y fuera del coche había marcas de dedos ensangrentados. Fue a la comisaria novena de La Plata a que le tomaran la denuncia.

***

Sonó de madrugada el timbre en la casa de Evelyn Lopresti. Un vecino la despertó para darle aviso: habían intentado robar su auto, la policía estaba en la puerta. Cuando salió a la calle encontró su Fiat 147 lleno de polvo blanco. Le faltaban el estéreo y la rueda de auxilio. La llevaron a la comisaría novena para tomarle la denuncia. Le mostraron un estéreo, un teléfono marca Nextel y una rueda a ver si los identificaba. Pero nada le pertenecía. El mismo estéreo había sido identificado un rato antes como propio por un tachero, esa misma madrugada. Era 10 de noviembre de 2005.

***

Por el intento de robo de los autos de Armenti y Lopresti la Policía Bonaerense detuvo a un hombre de casi un metro setenta, morocho, ojos grandes, vestido con su uniforme de trabajo: Oscar Daniel Migone. Lo llevaron a la comisaría novena, la misma en donde en 1993 asesinaron a Miguel Bru. Casi dos horas más tarde dos policías lo ingresaron muerto en la sala de guardia del hospital San Martín.
Durante las audiencias del juicio que se desarrollaron entre mayo y julio del año pasado quedó probado que a Migone lo asesinaron. Lo que nunca se esclareció es cuáles fueron los motivos de su detención. Sus familiares – patrocinados por la Asociación Miguel Bru- solicitaron ante la sala 4 del Tribunal de Casación de la provincia de Buenos Aires que se investigue la detención ilegal de Migone, a la que calificaron de “secuestro”, y el “armado de la causa” por parte de la policía bonaerense para justificar el ingreso a la comisaría.

El viernes 5 de julio de 2013 el Tribunal Oral en lo Criminal N° 4 había declarado culpables del asesinato de Migone a Carlos Ariel Tolosa, Marcelo Daniel Espósito y Héctor Luis Díaz Zapata, tres de los cinco ex policías bonaerenses acusados. Marcelo Falcón – responsable de la comisaría esa noche- fue condenado a diez años de prisión por evitar “torturas seguidas de muerte”; María Valeria Maciel, la única mujer imputada, fue absuelta.

El documento presentado por la AMB señala que “es la necesidad de saber qué pasó esa noche con Oscar Daniel Migone; cómo llegó a ser privado de su libertad; por qué la policía obró de esa forma” lo que motiva la presentación. Y agrega: “Hemos obtenido la condena de los responsables pero no hemos podido llegar a convencer al Tribunal del Juicio respecto a la verdad de lo sucedido”.

Las detenciones ilegales, denuncian desde la AMB, son el punto de partida de los casos de gatillo fácil. Busca sentar un precedente para que la justicia investigue no sólo los asesinatos sino también las causas de esas detenciones.

También solicitaron la ampliación de la imputación a los cuatro bonaerenses condenados y la pena de reclusión perpetua para Marcelo Falcón.

***

En la comisaría Daniel Migone pateó con sus borcegos la puerta de la celda de contraventores. Llamó a los guardias, pidió que le expliquen por qué lo habían encerrado, preguntó dónde estaba su teléfono Nextel. Se comunicó con los demás presos en la comisaría por una ventanita, repitió el mensaje hasta el hartazgo “me están engarronando”.

Los médicos forenses desarmaron la versión policial que decía que Migone se había suicidado con una campera de jean. Su cuerpo tenía traumatismo de cráneo, golpes en los genitales y en las piernas, marcas de uñas en el cuello: como si hubiera intentado defenderse de un brazo que le impedía respirar. Pero no presentaba heridas compatibles con uno de los robos del que lo responsabilizaban.

El peritaje realizado a las marcas encontradas en el auto de Patricia Armenti arrojó que el perfil genético de la sangre pertenecía a una mujer. ¿Quién habrá forzado el auto de Armenti?
Evelyn Lopresti no supo que su auto había sido forzado, que le habían sacado la rueda y el estéreo hasta que la policía apareció en la puerta de su casa. No fue ella quien los llamó. ¿La policía le avisó a Lopresti de su auto forzado sin que ella lo supiera? ¿Un mismo objeto identificado como propio por dos personas? ¿Cómo llegó el celular Nextel con el que Migone entró a la comisaría al auto de Lopresti?

El tercer hecho del que la policía bonaerense quiso responsabilizar a Daniel Migone fue el intento de robo de un taxi, perteneciente a Eduardo Di Salvo – el hombre que identificó como propio el estéreo de Lopresti-.

¿Cómo se enteró Di Salvo que su auto había sido forzado? El aviso lo dio su suegra, a quien también se le atribuye una declaración en donde indica que el tipo que estaba forzando el auto tenía una carpeta negra – uno de los objetos con los que supuestamente encontraron a Migone-. ¿Cómo es posible que Migone tuviese en sus manos la carpeta negra de Mary Kay de Armenti al forzar el taxi si este hecho ocurrió antes?

El relato construido por la policía no sólo quedó desarmado por las desprolijidades con las que actuaron. También los registros de AVL – el sistema de seguimiento satelital de móviles- de la noche del 9 y la madrugada del 10 de noviembre de 2005 evidenciaron que dos móviles policiales se encontraban en el lugar donde detuvieron a Migone, varios minutos antes de que llegara al lugar el patrullero que finalmente lo trasladó.

Las pruebas y las contradicciones desarmaron la hipótesis policial en los dos meses que duró el juicio.

***

Esa noche Daniel Migone discutió con Natalia Villalba, su novia. La mujer que trabajaba en un privado y que también mantenía una relación con un policía de la novena.

Esa noche a Daniel lo echaron de la casa en donde estaba con su novia y llamaron a la policía.

Esa noche a Daniel la policía lo asesinó.

Por su muerte hay cuatro ex policías condenados. Pero su familia sigue teniendo preguntas que nueve años después no tienen respuesta. Quieren saber la verdad. Quieren que alguien les diga ¿por qué detuvieron a Daniel Migone?

Foto: Asociación Miguel Bru

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada