Prácticas periodísticas y políticas de seguridad: cierre con Donna DeCesare

afiche-encuentro

 

En el segundo día del “Diálogo entre políticas de seguridad y prácticas periodísticas”,  la Asociación Miguel Bru,  Mundo Villa, Generación Política Sur y La Pulseada presentaron sus experiencias en prácticas periodísticas y comunicacionales alternativas. Durante estas exposiciones, se proyectaron y compartieron materiales para comprender el impacto de la intervención territorial en las estrategias comunicacionales.

La Asociación Miguel Bru compartió el proyecto comunicacional que realizaron en la Isla Maciel, donde hicieron talleres y después acciones para generar agenda desde las cuestiones que afectan la vida de los vecinos. “Contar sus historias los ayuda a entenderse y tener una perspectiva del valor de sus ideas genera cambios visibles”, dijo Laura Sottile, integrante de la Asociación.

Para hablar de la revista La pulseada estuvo Javier Saade, y trajo a las jornadas sus vivencias en los diez años de este proyecto periodístico que busca profundizar en temas de agenda propia para aportar sobre temas que los mass medios evitan. “¿Cuándo son noticia los pibes?”, preguntó Javier y como una posible salida a la situación que evidencia que muchas veces son noticia cuando los incluye algún episodio violento, propuso que “hay que interesarse también en las situaciones previas a los crímenes”.

Paula Stiven, en representación de Mundo Villa, habló de los talleres que lleva adelante el proyecto del que participa, que es un  diario creado desde las propias villas por sus habitantes. Para Paula “la comunicación es una herramienta para visibilizar lo que no se ve”, y por eso “es necesario que a la hora de elegir de qué se habla se piense en que los temas tratados generan ideas”.

“Buscamos generar nuevos contenidos y producciones para, desde la política, aportar a la comunicación audiovisual”, dijo Geraldine Oniszczuk, integrante de Generación Política Sur. Después de proyectar un video, Geraldine concientizó acerca de “instalar otros relatos a partir de las mismas imágenes”, y dijo que en el proyecto del que participa no trabajan sobre la inseguridad, “sino en la búsqueda de seguridad”.

El cierre de la segunda jornada del encuentro taller que se realizó en la Biblioteca Nacional, tuvo una expositora internacional de lujo: Donna DeCesare. Fotoperiodista, documentalista, escritora y educadora, Donna aportó a partir de su trabajo con las pandillas y los niños soldados de Centroamérica, una forma original de retratar los márgenes latinoamericanos. Para Donna, dentro de “los desafíos del fotoperiodismo aparece la pregunta de ¿qué se quiere mostrar?” y en ese sentido planteó que hay que usar la fotografía para denunciar y no hacer exhibicionismo, sobre todo en los niños que viven en condiciones extremas, “porque ellos tienen el derecho de cambiar sus vidas.

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada