Procesan al taxi boy que confesó el crimen de un empresario argentino en Punta del Este

Cosecha Roja.-

En el baúl de un Citröen C4 caben tres maletas de viaje. O también, lo comprobó la Policía uruguaya, el cadáver de un hombre adulto. Horacio José Sebaste, arquitecto y comerciante, de 59 años, fue hallado el domingo en el auto que a las 5:30 de la madrugada conducía un joven de Punta del Este, conocido como ‘Dj Brando’.

No son comunes los retenes en la ruta 39 de Maldonado. Menos a esa hora. Esta vez, los policías montaron el operativo porque una mujer, de nacionalidad ecuatoriana, hizo una llamada inusual. A la línea 911, avisó que había oído una discusión de pareja en la que alguien amenazaba a una chica con meterla en un baúl y secuestrarla.

Aunque eso era lo que buscaban las autoridades, su hallazgo fue muy diferente. Detuvieron varios autos y no pasó nada. Detuvieron uno más, y escucharon una confesión. Un joven de 18 años, conocido “taxi boy” del barrio Kennedy en Punta del Este, les dio las llaves del Citröen C4 y dijo: “Me entrego. El cadáver está en el baúl”.

Su pasajero resultó ser argentino, de Córdoba, hermano del embajador en Haití, Marcelo Raúl Sebaste. Según informaron voceros policiales, estaba de vacaciones en Uruguay y se hospedaba en el edificio Siglo Sol I, a dos cuadras de playa Brava. Solía vacacionar allí, al menos tres veces al año, con su esposa y dos hijos.

El presunto asesino, Dj Brando, está detenido en el Centro de Rehabilitación Las Rosas. Ayer, la jueza penal de Maldonado, Adriana Graziuso, lo procesó por “homicidio agravado”. Tenía la intención de robarse el auto. Según el diario El País, de Montevideo, el joven había dicho antes de su declaración formal que cometió el crimen al resistirse a una violación. Anoche, frente a la jueza, aceptó su responsabilidad en el homicidio.

Los investigadores tienen algunas pruebas que hablan de premeditación. De acuerdo con la información policial, Dj Brando compró cloroformo en una farmacia, el mismo químico que le habría servido para mojar un pañuelo que se convertiría en el arma homicida.

El empresario, dueño de varios comercios en Las Varillas, Córdoba, murió por asfixia. El cloroformo ya lo había dormido cuando sus pulmones se quedaron sin aire. En medio de una discusión previa, el joven había golpeado varias veces la cabeza de Sebaste contra la pared.

Los policías dijeron que el plan de Dj Brando, antes de que lo detuvieran, era deshacerse del cuerpo y luego concretar una cita con un abogado en la ciudad de San Carlos. Las autoridades tratan de establecer si la mujer que llamó al 911 tiene algún vínculo afectivo con el asesino.

También, estudian la relación que, al parecer, sostenían los dos hombres. Según lo comentaron algunos medios locales y miembros del personal doméstico del edificio donde se hospedaba Sebaste, ambos se conocieron en mayo de este año, en un boliche de Punta del Este.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada