Maldonado estuvo en la comunidad Mapuche

Sergio Maldonado declaró hoy por primera vez en la causa por la desaparición forzada de su hermano Santiago. Durante más de tres horas y media habló ante el juez Gustavo Lleral de las costumbres y características personales del joven desaparecido. “Cuestiones que tiran abajo toda hipótesis de que se pudo ir a cualquier lado. Ahora que él conoce a Santiago, puede ir a buscarlo”, dijo al salir del Juzgado.

A 63 días de la desaparición de Santiago, Gendarmería insiste en que no hay pruebas concluyentes de que el joven desapareció durante el operativo en la comunidad mapuche de Cushamen. Incluso dudan de que haya estado en la Pu Lof de Cushamen. Los videos que constan en el expediente, las declaraciones de sus familiares y amigos y de los integrantes de la comunidad contradicen esta versión.

pruebas-maldonado1

En un video del Canal 4 de Esquel del 31 de julio -un día antes de la represión- se ve a ocho personas con caras tapadas caminando sobre la ruta 40. En otra toma los encapuchados rodean una fogata que hicieron para impedir el paso de los autos.

La familia de Santiago reconoció al joven desaparecido entre los manifestantes: está vestido de negro y lleva los pantalones metidos en unas botas oscuras. Entre el material aportado a la causa constan dos fotos anteriores en los que se ve a Santiago vestido con la misma ropa.

Alberto, el profesor de boxeo chino de Santiago, y Sergio, uno de sus compañeros, también identificaron al joven que aparece en el corte de ruta. “Lo reconocimos en el video por la forma de caminar, como dando saltitos. En las artes marciales es clave observar cómo se paran y mueven las piernas las personas”, contaron ante el juez Guido Otranto, según reconstruyó el diario Página 12.

pruebas-maldonado2

Al día siguiente del operativo en la Pu Lof de Cushamen, Julio Saquero, integrante de la mesa directiva nacional de la Asociación Permanente de los Derechos Humanos, se presentó en el Juzgado Federal de Esquel. La denuncia abre el expediente por desaparición forzada: “Gendarmería capturó a una persona de sexo masculino Santiago Andrés Maldonado”, dijo Saquero.

Ese mismo día el defensor oficial Fernando Machado presentó un hábeas corpus y aportó la transcripción de la declaración de Claudina Pilquiman, miembro de la comunidad mapuche, quien contó que Gendarmería entró a los tiros en la comunidad y se llevó detenido a un “compa” de nombre Santiago Veloso o Peloso (el apellido materno).

pruebas-maldonado3

El domingo 17 de septiembre el juez Guido Otranto, en ese entonces a cargo de la investigación, dio una entrevista exclusiva al diario La Nación. “No tengo elementos para dudar de que haya estado allí”, dijo el juez.

En esa misma entrevista, Otranto dijo que la principal hipótesis era que Santiago se había ahogado en el río. Por esos dichos fue apartado de la causa. “Ha existido un adelantamiento de opinión”, dijeron los jueces de la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia.

pruebas-maldonado4

Tres integrantes de la comunidad que habían declarado durante los primeros días de investigación bajo reserva de identidad se presentaron a cara descubierta y con sus DNI en el Juzgado de Esquel.

“Yo lo conocía, lo había visto unos días antes en una marcha en Esquel”, contó Soraya Maicoño. La mujer explicó que llegó a la comunidad el 1 de agosto a la mañana y encontró a Santiago en la casilla de guardia. Ahí tomaron unos mates y hablaron “del hostigamiento de Gendarmería”. Claudina Pilquiman, la mujer que había llevado a Santiago a la comunidad el 31 de agosto, contó que durante la represión de Gendarmería vio al joven agarrar su mochila y correr en dirección Este, hacia el río Chubut.

Matías Santana también ubicó al joven tatuador en el lugar: “Hay un video dando vueltas, que es el que remarcan a Santiago con un círculo rojo. Nosotros lo reconocemos, sabemos que es él”, dijo. Santana contó que cuando Gendarmería entró a los tiros en la comunidad, él escapó a caballo y cruzó el río Chubut. Desde ahí vio a tres gendarmes que cargaban un bulto en un camión: “portaba una campera celeste que yo le había pasado esa misma mañana”, declaró.

Gustavo Lleral se tomó diez días para estudiar los expedientes por el hábeas corpus y la desaparición forzada. En los próximos días recibirá el pedido de la querella con una batería de medidas para avanzar en la búsqueda del joven. “Si en dos meses el otro juez no avanzó no puedo pretender que este lo encuentre en diez días dijo hoy Sergio Maldonado al salir del Juzgado-. El juez entiende que estamos desesperados y que queremos buscar a Santiago”.

Sebastián Ortega
Sebastián Ortega

Periodista

Sin comentarios

Comentarios cerrados