Qué será de ti sin bolivianos

“Hemos decidido que va a viajar a Argentina una comisión a la cabeza de la Cancillería, algunos ministros y el presidente del Senado José Alberto Gonzales, para ver a nuestros hermanos en Argentina y saber cuáles son los problemas que tienen”, anunció el presidente Evo Morales en un acto en Oruro.

Además de los cambios en las leyes migratorias, a Morales le preocupan las declaraciones de “algunas autoridades de nivel inferior de Argentina” que “intentan causar malestar entre ambos países”.Los bolivianos que viven en Argentina, dijo el presidente, “no son delincuentes, no son narcotraficantes”, sino trabajadores que aportan al país.

Durante la visita, además de reunirse con autoridades nacionales, la delegación boliviana buscará hacer “una gestión” para que “los compatriotas sepan que no están solos”.
awada
Dias atrás, el diputado Alfredo Olmedo dijo que “hay que hacer un muro en la frontera”. Luego de asegurar que coincide en todo con Donal Trump, y con el decreto de Macri que modifica la ley de migraciones, dijo que “si no se puede levantar un muro de material, se debe hacer uno virtual”.

También cayeron muy mal en Bolivia las declaraciones de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que relacionó a los inmigrantes con el narctráfico.

La delegación que vendrá a la Argentina estará encabezada por el presidente del Senado de Bolivia, José Alberto Gonzales, ex cónsul en el país y quién hace unos días declaró que si los argentinos “quieren saber cómo trabajan los bolivianos, le pregunten a la esposa de Macri”.

Mientras cumplía su función el país, Gonzales participó en la causa de la marca de ropa Cheeky, en la que Juliana Awada, estuvo involucrada por su relación con talleres clandestinos donde trabajaban costureros bolivianos en condiciones de esclavitud.

“¿Qué harán la esposa de Macri y las grandes marcas sin bolivianos en sus talleres?”, dijo Gonzáles. Y agregó: “Voy a dar un salto al vacío, pero yo quisiera sugerirle a ese diputado que hable con la esposa del señor Macri, que la señora Awada le cuente cómo trabajan los bolivianos. Yo personalmente he estado participando en procesos donde esta señora (Awada) estaba involucrada por trabajo esclavo. Así que, señores, antes de pensar en muros, piensen bien en su economía”.

El taller de Mataderos que producía para los Awada funcionó en la calle Pola desde junio de 2007. Estaba unido por dentro a otra vivienda de la calle Garzón 5611: un mueble disimulaba el boquete a través del cual pasaban los trabajadores. Según describieron los trabajadores y los inspectores en el juicio contra los dueños- eran de “precariedad, insalubridad, hacinamiento y encierro controlado”. Y a los costureros los sometieron mediante gritos, maltratos y aprovechamientos a condiciones laborales infrahumanas”.

En el taller vivían 15 inmigrantes bolivianos. No tenían documentos, trabajaban todo el día y comían y dormían en la misma habitación con sus hijos. No tenían ni siquiera llaves de la puerta. En 2011 la justicia condenó a los talleristas y en 2015 sobreseyó a los dueños de las marcas para las que trabajaban, entre ellos Daniel Awada, cuñado de Macri y presidente de Como Quieres que te Quiera y Cheeky. La primera dama y otros En su defensa el empresario alegó que “no es delito” contratar talleres clandestinos.

El entonces cónsul en Buenos Aires siguió todo el proceso. Antes las nuevas medidas contra los migrantes, volvió a recordarlo. “Sentimos que se está abriendo la compuerta a través de algunas medidas para un tema que, infelizmente, puede terminar en una persecución contra nuestros compatriotas”, dijo a los medios.

 

Foto: Creative Commons

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada