Qué van a buscar los peritos de parte a la casa de Nisman

Nisman 2 - Leo VacaCosecha Roja.-

La posición del cuerpo, la trayectoria del disparo, el tamaño del orificio, el tipo de arma, la escena donde encuentran el cadáver, las marcas del ADN, los rastros de la pólvora y la autopsia son los elementos clave para los forenses. Hoy los peritos de la querella podrán conocer el lugar donde apareció muerto el fiscal Alberto Nisman y levantar muestras. A pedido de Sandra Arroyo Salgado, la ex mujer del fiscal, la jueza de la causa autorizó una nueva inspección ocular en el departamento de las Torres Le Parc adonde irá personal técnico de la fiscalía y de la querella. “Los jueces son los peritos de peritos: ellos tienen la potestad de tomar o dejar de lado una prueba”, dijo a Cosecha Roja Raúl Torre, forense.

Las conversaciones entre los peritos -oficiales y de parte- son en secreto. Pueden estar de acuerdo, pueden disentir y expedirse por separado. Serán los jueces de la causa los que decidirán luego si aceptan los informes o los dejan de lado. “Tienen en cuenta la metodología del estudio, la idoneidad del perito y si ha sido hecha conforme a derecho”, explicó Torre.

Lo que sirve y lo que no. Hasta el momento se sabe que Nisman apareció muerto con un disparo en la sien la noche del domingo 18 de enero. Encontraron el cuerpo en el baño de su departamento de Puerto Madero: tenía ropa de entrecasa y estaba tirado en el piso, trabando la puerta. Debajo del cuerpo había un arma: era la Bersa calibre .22 que le prestó Diego Lagomarsino el sábado a la tarde. En la bañera había manchas de sangre. Según las pericias, la marca del proyectil fue por encima de la oreja derecha, el orificio de entrada mide 6 milímetros y el disparo fue no mayor a un centímetro. Cuando la médica legista lo revisó, el cuerpo llevaba “entre 12 y 15 horas de fallecido”, según dijo la fiscal Fein.

Que estuviera vestido de entrecasa, según el forense, “no indica ni si fue a la madrugada ni si fue al mediodía ni nada: no es un dato relevante”. Tampoco cuánto mide el orificio de entrada. “Hasta que no se conozca oficialmente la trayectoria opinar con la información parcial es una irresponsabilidad”, dijo. La distancia del disparo tampoco aporta un dato: sigue siendo posible la hipótesis de homicidio y la de suicidio.

Lo qué se hizo. Para el criminólogo Torre, la estrategia de investigación que está llevando adelante la fiscal a cargo de la causa Viviana Fein es correcta. “Se están produciendo todas las pruebas posibles para determinar la el mecanismo, la forma y la manera de la muerte. El objetivo central es probar si fue un homicidio o un suicidio.

La autopsia de Nisman fue igual a la de cualquiera porque el procedimiento es siempre “completo, metódico e ilustrado”. En todos los casos se investiga exactamente lo mismo. Es un protocolo. En el caso del fiscal, la única diferencia fue que además del médico estuvieron presentes el subdirector de la morgue y el director del cuerpo médico forense.

Qué falta. La inspección de mañana, pedido por Arroyo Salgado, permitirá que los peritos de parte recojan sus propias muestras. Según la resolución de la jueza Fabiana Palmagarini -que autorizó la medida- el objetivo es que “todos los especialistas examinen los distintos ambientes a efectos de proceder al levantamiento de rastros en dicho lugar para su posterior análisis”. Según explicó Torre, a diferencia de verlo en fotos y planos, volver a la escena permite “evaluar posibilidades y adaptarse al lugar, tener una idea tridimensional”. Una de las cosas que observarán es la posición del cuerpo respecto de la puerta: si es posible que tirado en el piso la trabara y si es un dato relevante.

La única inspección ocular que hicieron los investigadores en Le Parc fue el 19 de enero. Durante el operativo de mañana estarán presentes la Unidad Criminalística Móvil y el Laboratorio Químico de la Policía Federal Argentina, integrantes del Área Criminalística de la Policía Metropolitana, el decano del Cuerpo Médico Forense -Roberto Luis María Godoy- y efectivos de la División Fotografía Policial de la P.F.A.

 

El criminólogo dijo que aún falta conocer los resultados de pericias como la “anatomía patológica”: se trata de un estudio microscópico de lo que se halló en la autopsia. Es decir, se deshidrata la muestra, se le colocan colorantes preparados con parafina, se cortan con un micrótomo -instrumento para rebanar- y se observan por microscopio. Con ese estudio se podrá saber si hay residuos de disparo o no, y si existe una patología preexistente. También se esperan los resultados de la pericia toxicológica para determinar la presencia o no de sustancias toxicológicas como psicofármacos, psicotrópicos o alcohol.

FOTO: Leo Vaca / Infojus Noticias

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada