¿Quién llevará flores a tu tumba, asesino?

Inmutable, duro, inalterable, a veces temible. Con las manos cruzadas sobre las rodillas, los ojos como bolsas que cuelgan, la cara arrugada y el ceño fruncido cada vez que un testigo lo acusaba de asesino o ladrón en pleno recinto. Así fue la pose de Luciano Benjamín Menéndez sentado en el banquillo de imputados de … Continuá leyendo ¿Quién llevará flores a tu tumba, asesino?