Río de Janeiro: Los crímenes detrás de la mafia del juego

jogo do bicho 2

Día 29 de abril, Motel Mirante, Jacarepaguá, Zona Oeste de Río. En una de las habitaciones, Haylton Escafura, fuera de la cárcel desde enero, les dio el ultimátum a los miembros de la cuadrilla que, desde hace más de cinco años, alquilaron las regiones de la zona norte – los barrios de Madureira, Cascadura y Pilares – para la explotación de juegos de azar (jogo do bicho) y las máquinas tragamonedas: el heredero de José Caruzzo Escafura, el Piruinha, quería sus puntos de vuelta. En el encuentro, el hombre accedió a pagar 3 millones de reales para reanudar el control de la región. Los arrendatarios no querían ceder y hubo una discusión. Al final, pagaron el precio. Después de la reunión, Haylton reforzó el blindaje de su coche.

En la madrugada del último miércoles, al hombre lo ejecutaron con más de 20 tiros de armas de tres calibres diferentes en un cuarto de hotel a 20 kilómetros de distancia, el Transamérica, en donde vivió los últimos meses. Para los agentes de la División de Homicidios (DH), la reunión selló el destino de Haylton. Tras el encuentro, se acordó que en cinco días los arrendatarios dejarían los puntos. En el transcurso de los días, los ex comparsas exigieron otros valores para liberar los locales: casi 200.000 reales por un bar en la región. Haylton no estuvo de acuerdo y dejó de negociar.

La ruptura en la cuadrilla, sin embargo, ocurrió durante el período de cinco años en que Haylton estuvo preso y fue revelada a la Policía Civil hace más de dos años. En noviembre de 2014, un pariente del hombre fue a la DH y contó que el proceso de alejamiento entre Escafura y sus arrendatarios comenzó en 2012, cuando él y sus comparsas más cercanos fueron arrestados en la operación Black Ops de la Policía Federal. El testimonio, que se conoció recién ahora, forma parte de la investigación por el crimen de uno de los hombres de confianza de Haylton, Michel Vasconcelos Fernandes, también ejecutado a tiros en una tienda de autopartes en Honorio Gurgel, en octubre de 2014. El testigo dio nombres y entregó fotos. De acuerdo con el testimonio, obtenido por el EXTRA, la región controlada por Piruinha y Haylton fue alquilada a Marcelo Simões Mesqueo, el Marcelo Cupim, y su brazo derecho, el PM inactivo Adriano Maciel de Souza, el Chuca, y permaneció con el doble en el período en que estuvo preso. El relato revela que la muerte de Michel selló la ruptura: el hombre de confianza de Haylton habría sido asesinado tras cortar relaciones con los arrendatarios.

Pariente de Haylton: “Corro serios riesgos”
El EXTRA localizó al pariente de Escafura que denunció a integrantes de la cuadrilla ante la Policía Civil. El testigo contó, bajo la condición de anonimato, que está siendo amenazado. La investigación de la DH por la muerte de Michel y de su seguridad, el bombero reformado Willian dos Santos Vieira, asesinados en la misma ocasión, todavía no terminó. Las imágenes de las cámaras de seguridad del lugar del crimen muestran que los ejecutores vestían camisas negras con la inscripción “policía”.


– Yo corro serios riesgos. Fui en la policía y en el Ministerio Público. No pasó nada. Lo único que cambió fue que ahora también mataron a Haylton – dijo el testigo.


Michel fue arrestado junto a Haylton en la operación Black Ops, pero salió de la cárcel antes del jefe en agosto de 2013. Marcelo Mesqueu también es citado en el informe de la operación como responsable de arrendar parte del área controlada por Piruinha. Mesqueo no fue procesado al final de la investigación.
En marzo de 2016, fue condenado a cuatro años y seis meses de prisión por la Justicia Federal. Está acusado de dirigir una cuadrilla que explota tragamonedas en Campos dos Goytacazes, en el norte de Fluminense.

El lugar de la reunión es de Piruinha

El Motel Mirante, donde Haylton dijo a sus antiguos comparsas que quería reanudar el control de su área, es una dirección vinculada al delito. Uno de sus propietarios es Piruinha, el padre del hombre asesinado. Una investigación de la 28ª DP (Campinho) busca descubrir si el inmueble se utiliza para lavar dinero de la contravención. Un testigo reveló a agentes del distrito que el dinero de una casa de juego en el Engenho de Dentro, en la Zona Norte, era usado para pagar a funcionarios del establecimiento.

El motel también fue escenario de la operación de la Comisaría de Combate contra las Drogas (Dcod) que terminó con la muerte del sargento del Ejército Volber Roberto da Silva Filho, en julio de 2010, tras un tiroteo con los agentes. En esa ocasión, él era considerado el principal sospechoso de haber provocado la explosión del coche de Rogério Andrade, meses antes, en el recreo de los Bandeirantes. Andrade es el mayor capo del juego y patrono de  la escuela de samba Mocidade Independiente de Padre Miguel. En el atentado que sufrió murió su hijo mayor, Diogo Andrade, de 17 años.

Crímenes en serie

La agente de la policía militar Franciene de Souza, de 27 años, concurrida en la UPP Rocinha, estaba con Haylton en la habitación del hotel y también fue asesinada. La policía ya sabe que los autores del crimen entraron por el garaje del hotel, subieron ocho pisos por escaleras y rompieron la puerta del apartamento antes de cometer el crimen.

Un día después del asesinato de Haylton, su amigo corredor de propiedades Marcelo Viera Francia también fue ejecutado de dos tiros en la cabeza frente al “Boteco de Francia”, un bar de su propiedad en la calle Rocha Pita, en el Cachambi, en la Zona Norte. Tres horas antes de morir, Francia publicó en su perfil de Facebook un homenaje a Haylton. La policía investiga si hay un vínculo entre los asesinatos.

Jogo do bicho

El “jogo do bicho” fue creado por el mexicano Manuel Ismael Zevada en 1893 en Río. Fanático del zoológico que funcionaba en Vila Isabel en esa época, Zevada le sugirió a João Batista Viana Drummond, el Barón de Drummond, administrador del lugar, la creación de una lotería que permitiera mantener el zoo (en crisis durante el inicio de la República).

En esa época, el juego -aprobado por el Consejo de Intendencia Municipal- funcionaba así: el frecuentador que compraba un ingreso ganaba veinte mil reales si el animal dibujado en el billete de entrada era el mismo que se exhibía en un cuadro horas después. El juego, una lotería con 25 animales representados por números, existe hasta hoy en la clandestinidad y es controlado por mafias que saltaron a la ciudad y se disputan a tiros los puntos de explotación. En los últimos diez años, al menos 50 homicidios tienen conexión con la disputa entre las pandillas por el juego.

El mercado, incrementado con la invención de las máquinas tragamonedas, mueve actualmente R $1,5 mil millones al año y emplea a unas 35 mil personas. Los capos cariocas son mundialmente conocidos por su actuación en la mayor fiesta de la ciudad, el carnaval. Casi todas las principales escuelas de samba de Río tienen contraventores como patronos.

***

(Versión en portugués)

 

Dia 29 de abril, Motel Mirante, Jacarepaguá, Zona Oeste do Rio. Num dos quartos, Haylton Escafura, fora da cadeia desde janeiro, deu o ultimato aos membros da quadrilha que, há mais de cinco anos, arrendaram regiões da Zona Norte — que englobam os bairros de Madureira, Cascadura e Pilares — para exploração do jogo do bicho e máquinas caça-níquel: o herdeiro de José Caruzzo Escafura, o Piruinha, queria seus pontos de volta. No encontro, o contraventor concordou em pagar R$ 3 milhões para retomar o controle da região. Os arrendatários não queriam ceder e houve discussão. Ao final, o valor foi pago. Após a reunião, Haylton reforçou a blindagem de seu carro.

Na madrugada da última quarta-feira, o contraventor foi executado com mais de 20 tiros de armas de três calibres diferentes num quarto de outro hotel, a 20 quilômetros de distância, o Transamérica, no Recreio, onde passou a viver nos últimos meses. Para agentes da Divisão de Homicídios (DH), a reunião selou o destino de Haylton. Após o encontro, ficou acordado que, em cinco dias, os arrendatários deixariam os pontos. No período, outros valores foram exigidos pelos ex-comparsas para a liberação dos locais, como a quantia de quase R$ 200 mil por bar na região. Haylton não concordou e parou de negociar.

A ruptura na quadrilha, entretanto, aconteceu durante o período de cinco anos em que Haylton esteve preso e foi revelada à Polícia Civil há mais de dois anos. Em novembro de 2014, um parente do contraventor foi à DH e contou que o processo de afastamento entre Escafura e seus arrendatários começou em 2012, quando ele e seus comparsas mais próximos foram presos na operação Black Ops, da Polícia Federal. O depoimento, que só agora vem à tona, faz parte do inquérito que investiga a morte de um dos homens de confiança de Haylton, Michel Vasconcelos Fernandes, também executado a tiros numa loja de autopeças em Honório Gurgel, em outubro de 2014.

A testemunha deu nomes e entregou fotos. De acordo com o depoimento, obtido pelo EXTRA, a região controlada por Piruinha e Haylton foi arrendada a Marcelo Simões Mesqueu, o Marcelo Cupim, e seu braço direito, o PM inativo Adriano Maciel de Souza, o Chuca, e permaneceu com a dupla no período em que o contraventor ficou preso. O relato revela que a morte de Michel sacramentou a ruptura: o homem de confiança de Haylton teria sido morto após cortar relações com os arrendatários.

Parente de Haylton: ‘Corro sérios riscos’

O EXTRA localizou o parente de Escafura que denunciou integrantes da quadrilha à Polícia Civil. A testemunha contou, sob a condição de anonimato, que está sendo ameaçada. O inquérito que investiga a morte de Michel e de seu segurança, o bombeiro reformado Willian dos Santos Vieira, assassinados na mesma ocasião, não foi concluído pela DH. Imagens de câmeras de segurança do local do crime mostram que os executores vestiam camisas pretas com a inscrição “polícia”.

— Eu corro sérios riscos. Fui na polícia e no Ministério Público. Não aconteceu nada. A única coisa que mudou foi que, agora, também mataram o Haylton — diz a testemunha.

Michel foi preso junto com Haylton, na operação Black Ops, mas saiu da prisão antes do chefe, em agosto de 2013. Já Marcelo Mesqueu também é citado no relatório da operação, como responsável por arrendar parte da área controlada por Piruinha. Mesqueu não foi indiciado ao final da investigação.

Em março de 2016, ele foi condenado a quatro anos e seis meses de prisão pela Justiça Federal. Ele é acusado de chefiar uma quadrilha que explora caça-níqueis em Campos dos Goytacazes, no Norte Fluminense.

Motel onde reunião aconteceu é de Piruinha

O Motel Mirante, onde Haylton disse a seus antigos comparsas que queria retomar o controle de sua área, é um endereço ligado à contravenção. Um de seus proprietários é Piruinha, o pai do contraventor morto. Uma investigação da 28ª DP (Campinho) apura se o imóvel é usado para lavar dinheiro da contravenção. Uma testemunha revelou a agentes da distrital que o dinheiro de uma banca do bicho no Engenho de Dentro, na Zona Norte, era usado para pagar funcionários do estabelecimento.

O motel também foi palco da operação da Delegacia de Combate às Drogas (Dcod) que terminou com a morte do sargento do Exército Volber Roberto da Silva Filho, em julho de 2010, após tiroteio com os agentes. Na ocasião, ele era considerado o principal suspeito de ter provocado a explosão do carro do contraventor Rogério Andrade, meses antes, no Recreio dos Bandeirantes. No atentato, o filho do bicheiro, Diogo Andrade, de 17 anos, morreu.

Crimes em série

A policial militar Franciene de Souza, de 27 anos, lotada na UPP Rocinha, estava com Haylton no quarto do hotel e também foi assassinada. A polícia já sabe que os autores do crime entraram pela garagem do hotel, subiram oito andares de escadas e arrombaram a porta do apartamento antes de cometerem o crime.

Um dia depois da morte de Haylton, um amigo do contraventor, o corretor de imóveis Marcelo Viera França, também foi executado com dois tiros na cabeça em frente ao “Boteco do França”, bar de sua propriedade na Rua Rocha Pita, no Cachambi, na Zona Norte. Três horas antes de morrer, França postou, em seu perfil no Facebook, uma homenagem ao contraventor. A polícia investiga se há um elo entre os assassinatos.

 

* Esta nota fue producida en el marco de la Beca Cosecha Roja y será publicada también en Extra de Río de Janeiro, Brasil.

Rafael Soares
Rafael Soares

Periodista del diario Extra de Río de Janeiro, Brasil - Becario de Cosecha Roja

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada