Misiones: investigan la relación entre los crímenes de tres chicos

umbanda

Cosecha Roja-.

Dos chicos de 15 y 17 años aparecieron muertos con disparos en la cabeza en una casa de Misiones. Una nena de 5 murió intoxicada con  leche y perejil en Santiago del Estero.

La policía misionera investiga la posible relación entre la muerte de dos jóvenes de 15 y 17 años con un rito umbanda, a partir de los datos que aportaron vecinos de la familia a la investigación de los crímenes.

“Era una familia muy conflictiva, y el que sufría todo eso era este muchacho quien hacía lo imposible por mantener unida a su gente. La dueña de la casa no estaba porque se había ido a Buenos Aires a visitar a una hija con cáncer”, explicó una vecina quien pidió reservar su identidad al sitio Misionesonline.

La noticia del hallazgo se conoció cuando un hombre que se desempeña como bombero en la Policía provincial llegó a su domicilio del barrio Moten de la capital misionera, y se encontró con que su hijastro Rubén y su sobrino Joaquín estaban muertos con disparos en la cabeza.

La vecina de la familia contó a la Policía que “siempre veía velas encendidas en los alrededores de la casa y escuchaban música en portugués”, al relacionar el idioma oficial de Brasil con los cultos afroamericanos umbandas.

Otra vecina reveló que en apariencia no habría ningún motivo para pensar en un drama familiar que provocara ambas muertes, “a no ser por los cánticos y gritos que provenían de la vivienda durante horas de la noche”.

En Santiago del Estero, murió una niña de cinco años intoxicada en leche y perejil, por lo que los investigadores presumen que se trata de otro caso de muerte  por ritos umbanda.

De acuerdo con la investigación de la que formaron parte las varias comisarías regionales, la víctima fue identificada como Ángela Soledad Díaz, hija de Claudia Soledad González y Sergio Alfredo Díaz.

La historia de la pequeña se habría originado la semana pasada, al evidenciar problemas en el estómago, por los cuales la familia la llevó al médico. Al parecer porque no mejoraba, la familia llevó a la niña a un curandero pai apodado “Yeni”. Según lo revelado por testigos, “Yeni” recibió a la menor en estado muy delicado, al borde de la desesperación, y después de hablar con los padres, el pai habría manifestado que había un modo de ayudar a que la nena mejore y contribuir a descomprimir la resistencia en sus intestinos.

Ante los padres, el pai habría cubierto a la niña en leche y abundante perejil.  El supuesto ritual se habría extendido por casi media hora, subrayaron las fuentes ligadas a la investigación.

Después, la familia condujo a la pequeña y esperó durante horas verla salir del trance. Pero eso no pasó. Y a las 6.30 de ayer los padres advirtieron que su hija habría empeorado. La nena murió horas después en el hospital.

Ante las pruebas preliminares, la fiscal Jaqueline Maccio dispuso la detención del pai “Yeni”, y ordenó que se le realice urgente una autopsia esclarecedora.

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada