Rosario: el plan para asesinar al fiscal y al juez

fiscal Camporini Los Monos

Cosecha Roja.-

El plan de los presos César Treves y Germán Almirón para asesinar al juez Juan Carlos Vienna, al fiscal Guillermo Camporini y al comisario Luis Quevertoque, que llevaban causas sobre narcotráfico en la ciudad de Rosario, despertó el apoyo de funcionarios políticos y judiciales de Santa Fe.

“Todos los jueces va a seguir investigando lo que tengan que investigar hasta las últimas consecuencias”, dijo el titular de la Corte Suprema de Justicia provincial, Rafael Gutiérrez.

Raúl Lamberto, ministro de Seguridad de Santa Fe, aseguró: “ante todo queremos expresar nuestra solidaridad con el juez Vienna y el fiscal Camporini, sabemos, porque lo hemos vivido en carne propia lo que son las amenazas y lo que significan estos planes y deseamos que toda la institucionalidad de el ejemplo que estamos dando hoy”.

El juez Vienna y el fiscal Camporini habían intervenido en la investigación sobre la banda narco Los Monos y el comisario de la División Judicial Quevertoque detuvo a Germán Almirón, agente policial acusado de facilitar la fuga de Juan Domingo Ramírez, sicario de Los Monos.

Treves, alias “Ojudo”, está preso en la cárcel de Coronado por el homicidio del joven Gustavo Serra, baleado el 24 de noviembre de 2012 en una playa de estacionamiento del centro de Rosario y por una causa de narcotráfico: casi un mes después del crimen de Serra fue capturado en Villa Gálvez mientras conducía un auto con materia prima para la fabricación de cocaína.

En las escuchas grabadas el domingo 16 y lunes 17 de marzo, Trevés, quien declaró en la causa contra Los Monos adelantada por el juez Vienna, le explicaba a Almirón que fue traicionado por la justicia: “me dijeron que si pasaba información sobre Los Monos me iban a largar. Y me mintieron”. Y le pide la dirección del juez a quien llaman “salchicha”. Cuando se refieren al fiscal Camporini hablan de “bocón”, y de “judas” cuando mencionan al comisario Quevertoque.

-Almirón: “Pensalo tranquilo, meditá y mañana a la noche me decís si nos comemos el arroz con salchicha (Vienna) o nos comemos al bocón (Camporini). Porque si yo me como al bocón, salchicha se va a pegar un susto bárbaro”.

Luego, en otro momento de la conversación los presos hablan de los datos concretos.

-Treves: “Vos conseguime lo que te voy a pedir, que van a ser un número de esas cosas, los datos. El arroz con salchicha o comerme un traidor, algo de eso quiero hacer. Es judas (Quevertoque) ese hijo de puta. Vos tirame los datos necesarios y yo hablo con los pibes míos.

-Almirón: Dale. Mirá, esto es simple… por acá por Ovidio Lagos (una calle). Por ahí lo vas a ver entrar y lo vas a ver salir. Te sentás arriba de un auto y tuc. Una pavada. Yo consigo la lata y listo. Hacemos lo que tenemos que hacer y después tiramos un anónimo. Y mando a alguno que encuentre el juguete y listo. Se terminó cortita la rondita.

-Treves: Sí, pero no lo dejemos enfriar que voy a quedar como un charlatán.

Almirón es una agente policial de la División Judicial imputado desde el pasado 15 de enero por permitir la fuga de Juan Domingo Ramírez, presunto sicario de Los Monos. Ramírez había sido capturado ese mismo día mientras visitaba la casa de sus padres en el barrio de la Carne, Nueve horas después, según la policía, el hombre se quitó las esposas, golpeó a sus guardias y saltó por uno de los paredones laterales.

La difusión de las escuchas ha provocado críticas por parte del fiscal encargado Aníbal Vescovo: “al darse a conocer el viernes a la prensa hubo que variar la forma en que íbamos a seguir investigando porque darle difusión no fue lo más conveniente para la investigación”. Y agregó: “Hay medidas que es necesario dejar que avancen un poco para llegar a un buen resultado de la investigación. Hay un montón de términos que son multívocos, nos pueden llevar a un lado o a otro, y lo que se difunde es también una interpretación que no sé si es todo lo correcto que uno espera”.

Este mediodía en el hall central del edificio de Tribunales expresaron su solidaridad con Vienna y Camporini abogados, fiscales, personal del ámbito judicial y diputados. Llamaron a la sociedad a “defender el estado de derecho”.

“Nuestro mensaje es de solidaridad y preocupación hacia la seguridad de todos los magistrados de la Argentina. Los jueces requieren de una protección especial, especialmente los que investigan al narcotráfico”, dijo el presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada