Rosario: Ordenan la liberación del músico detenido en una causa por drogas

Cosecha Roja.-

Actualizado 18:00 hs 14/11/12

Un día después de la movilización frente a los Tribunales Federales de Rosario, el juez Marcelo Bailaque ordenó la excarcelación de Matías Orsi, el músico detenido en una causa vinculada al tráfico de drogas.

***

En septiembre, la Policía de Seguridad Aeroportuaria hizo catorce allanamientos y desbarató la banda de Ojito, que aún sigue prófugo. En uno de los departamentos de Rosario, en el que había tres kilos de cocaína, estaba Matías Orsi. Sus familiares y amigos dicen que era el profesor de guitarra de uno de los presuntos narcos y que no hay pruebas para que siga preso. Hoy, más de 400 personas fueron a los Tribunales Federales a pedir su liberación.

Matías Orsi tiene 28 años, es músico y trabaja en un Call Center en el que cobra unos 3500 pesos mensuales. Forma parte de las bandas Knockaut y El Camino Más Difícil y enseña guitarra. Hace algunos meses, en uno de sus recitales conoció a Daniel Illanes. Una vez por semana después de las 21, que era la hora en que salía del trabajo, iba al departamento del 5º piso de Presidente Roca 663, de Rosario, a enseñarle guitarra a Daniel.

El  25 de septiembre cuando terminó la clase Matías se quedó a cenar con Daniel y Sebastián, otro amigo que estaba en la casa. Después de comer, siguieron zapando hasta la 1 y media. Matías no quería volverse a esa hora con la guitarra y le pidió a su alumno si podía quedarse a dormir en el departamento. Cerca de las 7 de la mañana unos ruidos fuertes lo despertaron. Había gente intentando entrar a la casa. Matías salió corriendo al balcón.

-Nos quieren matar- gritó.

En el palier, un grupo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria intentaba tumbar la puerta.

-Por favor, llame a la policía que nos quieren matar- le dijo Matías a una vecina que se había asomado al balcón.

Cuando vio que los que entraron eran policías, el profesor de guitarra se calmó un poco. Pero la tranquilidad duró sólo unos instantes. Tirado en el piso boca abajo, Matías escuchaba lo que iban encontrando: tres kilos de cocaína, más de un kilo de marihuana, 250 mil pesos en efectivo y una bolsa con casi diez documentos falsos.

En simultáneo, la PSA realizó 14 allanamientos en tres ciudades. El objetivo era desbaratar la banda de Ignacio Actis Caporale, alias Ojito. En total, se detuvo a 9 personas y se secuestraron cuatro kilos de cocaína de máxima pureza, 3 kilos de marihuana, 400 pastillas de éxtasis, 40 troqueles de LSD, varias dosis de ketamina, seis autos de alta gama, ocho armas de fuego y el dinero que estaba en el departamento de Roca al 600. Ojito, estaba volviendo de Colombia. En Ezeiza lo esperaban para detenerlo. Él se enteró del operativo En Lima y se bajó del avión. Todavía sigue prófugo.

El juez Federal Marcelo Bailaque procesó a los nueve detenidos. Entre ellos a Matías Orsi, pese a que las dos personas que estaban en el departamento el día del allanamiento declararon que era profesor de guitarra y estaba ahí circunstancialmente. El abogado del músico, Jorge Bedouret, pidió en un principio que se le dicte la falta de mérito. El juez la rechazó. Lo mismo sucedió con los posteriores pedidos de liberación. “Es una barbaridad”, dijo Bedouret a Cosecha Roja, “la PSA hizo una investigación durante un año y medio y Matías Orsi no figura en ninguna de las escuchas ni en los videos. Se allanaron catorce domicilios y en la lista no estaba el de él”.

El 14 de octubre, Oscar Orsi fue a visitar a su hijo a la Alcaidía. Era la primera vez que lo veía desde la detención. “No había ido porque pensaba que le iba a hacer mal. Pero lo tenía que ver”, contó Gustavo, hermano de Matías, a Cosecha Roja. Después de estar con su hijo, Oscar se subió al auto para irse. Ahí le dio un paro cardíaco y murió. Matías se enteró de la muerte del padre 25 días después. “Mi hermano no estaba enojado porque no le habíamos contado, nos dijo que lo entendía. Dice que hasta que no vuelva a su casa y vea que mi papá no está más, ahí recién va a caer. Necesita eso para hacer el duelo”, contó Gustavo.

Ahora, Matías Orsi está detenido en un pabellón de la cárcel federal de Ezeiza. La familia y los amigos organizaron una movida en Facebook y ayer más de 400 personas se movilizaron frente a los Tribunales Federales de Rosario para exigir la liberación del músico.

“Hasta ahora la fiscal no hizo lugar a las pruebas que presentamos. Ofrecí testigos, documentación, las facturas de la guitarra, la declaración de la supervisora del Call Center, del portero del edificio del lugar”, contó el abogado. Recién después de la publicación en los medios, explicó Bedouret, la fiscal aceptó una audiencia con los testigos. Mientras tanto, la decisión sobre el procesamiento de Orsi y de los otros 8 imputados está en manos de la Cámara de Apelaciones.

 


Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada