Rosario: mataron de siete disparos a un testigo del crimen de tres militantes

mataron de siete disparos a un testigo del triple crimen de rosarioCosecha Roja.-

A Facundo Osuna lo asesinaron mientras caminaba por las calles del barrio Villa Moreno, en Rosario. Le dispararon desde un automóvil en movimiento. Con siete heridas de bala, sus amigos lo llevaron al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde falleció un par de horas después. Tenía 18 años.

Los autores del crimen lograron escapar. Los vecinos dicen que ya conocen las causas del homicidio y el nombre del responsable: el principal sospechoso es Maximiliano Rodríguez. Facundo lo incriminó en el asesinato de tres jóvenes militantes que fueron acribillados el 1 de enero de 2012: “Hay una suerte de venganza y de gente que quiere silenciar forzosamente a otros”, dijo Eduardo Trasante, el padre de Jeremías, una de las víctimas de la masacre de Villa Moreno.

El triple crimen ocurrió un domingo en la madrugada. Jeremías Jonathan “Jeri” Trasante, de 17 años; Claudio Damián “Mono” Suárez, de 19; y Adrián Leonel “Patón” Rodríguez, de 21, fueron atacados a balazos mientras conversaban en la canchita de Quintana y Borrego. Los sicarios creían estar vengándose del ataque contra uno de los jefes de la barra brava de Newells, Maximiliano “El Hijo del Quemado” Rodríguez. De un auto verde, se bajaron tres hombres armados y abrieron fuego contra los jóvenes.

Las víctimas eran pibes de barrio, militantes del Frente Popular Darío Santillán, que estaban organizados para tener una opción mejor de vida. Al principio, la policía dela Comisaría15ª dijo que se trataba de un “ajuste de cuentas”, pero con el correr de las horas fue saliendo a luz la verdad: en ninguno de los tres jóvenes asesinados, de acuerdo al estudio de dermotest realizado por personal de Criminalística, había rastros de pólvora, es decir que no hubo intercambio de disparos.

Los tres militantes fueron víctimas de la feroz violencia que involucra a las barras bravas de Rosario: “Nos dieron un golpe tremendo, mataron a nuestros compañeros, que eran como hermanos. Queremos que quede claro que ya lo veníamos denunciando, lo dijimos en el Concejo Deliberante, enla Comisiónde Derechos Humanos, donde hicimos un relevamiento de los casos donde se pone de moda caratular como un ‘ajuste cuentas’ y queda paralizada la investigación, cuando lo que están haciendo es matar pibes inocentes”, dijo un integrante del Movimiento 26 de Junio, Frente Popular Darío Santillán.

Tres días antes de la masacre, Facundo Osuna resultó herido en una balacera perpetrada por Maximiliano Rodríguez. Después de su recuperación, el joven declaró como testigo y señaló a “El Hijo del Quemado” como autor del triple homicidio: “Facundo incriminó a Maximiliano Rodríguez como autor del ataque. Además, denunció amenazas e intimidaciones para que no denunciara lo sucedido”, aseguraron los miembros del Frente Darío Santillán.

Eduardo Trasante dijo que las autoridades descuidaron al testigo clave. “Creo que faltó custodia policial y por eso ocurrió esta desgracia”. Después de seis meses de la masacre, hay cinco imputados por el triple crimen.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada