Santiago del Estero: asesinaron a un campesino indígena

Cooperativa 8300

A menos de un año del asesinato de Cristian Ferreyra en su propia casa y a balazos, ayer mataron a Miguel Galván, otro campesino indígena, de una puñalada en la yugular. El hecho también ocurrió en el hogar en el que convivía con su familia, al igual que en el caso anterior.

El crimen no tomó a nadie por sorpresa. Según informa el comunicado emitido por el MOCASE (Movimiento Campesino de Santiago del Estero), “familias del paraje Simbol venían siendo hostigadas por sicarios de la Empresa Agropecuaria LAPAZ S.A. de Rosario al Frontera (Salta), quien pretende alambrar parte del territorio de las comunidades indígenas Lule Vilela, quienes el pasado 15 de septiembre han realizado la primera etapa del relevamiento territorial”, pero además “Miguel y Rafael Galván, en diversas oportunidades han denunciado ante la policía de Monte Quemado las amenazas de muerte y golpizas que Paulino Riso, Hortencia Valderrama y su marido Eulogio Rizo patrón les venían haciendo”. Ninguna de las denuncias desencadenó investigación o prevención de una posible concreción de las amenazas.

Se habían realizado presentaciones ante la policía, en la Dirección de Bosques (puesto que la empresa involucrada realiza tala indiscriminada), ante el juez Torrelio de Monte Quemado y al Comité de Crisis. Estos últimos, dice el comunicado, “hace 15 días constataron la gravedad de los sucesos contra las familias por parte de empresarios y bandas armadas comandadas por Tala Aranda”.

“Echamos señales a todos lados, todo el tiempo, advirtiendo lo que pasaría si no actúan quienes corresponden desarmar las bandas armadas, guardias blancas de empresarios como Enrique Pagola, Lopresti del Quebrachal, Safir Saa, Carlos Cejas, Raúl Micoli y otros que arrebatan tierras y la vida de nuestros compañeros”, señala la agrupación, agregando que “son conscientes de sus responsabilidades políticas los funcionarios santiagueños inoperantes y cómplices de estos asesinatos de los guardianes de la producción campesina indígena” y responsabilizando de la muerte de Miguel Galván al gobernador Gerardo Zamora.

Foto: Código Rojo

2 comentarios
  1. Faltó decir que la violencia contra los campesinos aumentó desde que se planteó un modelo de agroexportación y la ampliación de la frontera agrícola(empujado por los costos internacionales de la soja y los granos, el desarrollo de la industria de los biocombustibles) de la cual es directo responsable el Gobierno Nacional y popular, innegable socio del gran capital y entre ellos la tenebrosa, inescrupulosa y asesina de poblaciones (Vietnam, EE.UU., India, Paraguay, etc) MONSANTO. Se les escapó el dato muchachos…

Responder

Su dirección de email no será publicada