Santiago del Estero: violentada por su pareja, asesinada por un amigo

Marisol Andrea Bustos tenía 35 años y fue vista por última vez el 30 de octubre. Estuvo desaparecida 8 días. Una amiga hizo la denuncia. El femicida se contradijo tanto en su declaración que terminó confesando el crimen y el lugar donde había dejado el cuerpo enterrado.

Santiago del Estero: violentada por su pareja, asesinada por un amigo

Por Cosecha Roja
09/11/2020

El viernes 30 de octubre Marisol Andrea Bustos tomó su bicicleta playera y salió de su casa del barrio Bosco II, en la capital santiagueña, hacia la casa de un amigo, Fernando “Pila” Juárez. Esa fue la última vez que su familia la vio y por eso el martes 3 de noviembre una amiga hizo la denuncia de la desaparición en la seccional décima. Marisol apareció asesinada este sábado, en un terreno descampado. Por el femicidio está detenido Andrés Alejandro Juárez, hijo de “Pila” Juárez.

Marisol tenía 35 años y cuatro hijxs. Uno de ellxs, de 10 años, es hijo de su actual pareja, Sebastián Gallo. Lxs tres vivían en el barrio Bosco II.

Desde la División Trata de Personas y la de Homicidios y Delitos Complejos de La Banda comenzaron a reconstruir las últimas horas de Marisol: el viernes 30 estuvo en la casa de “Pila” Juárez. El sábado 31, cerca de las 19, salió con Andrés Juárez y caminaron hasta el terreno donde él la mató.

A esas conclusiones llegaron lxs investigadores luego de tomarle declaración a varias personas, entre otras a los Juárez. Andrés, después de contradecirse varias veces en su testimonio, confesó el crimen y les dijo el lugar exacto donde estaba el cuerpo:  avenida Circunvalación, entre Lavalle y Solís. Allí encontraron el cuerpo enterrado. 

Andrés Juárez quedó detenido, como presunto autor del femicidio, y esta semana se realizará la autopsia del cuerpo de Marisol. Según los informes preliminares, Marisol fue estrangulada.

El mismo sábado que la Policía encontró el cuerpo, un grupo de personas prendió fuego la casa de “Pila”, padre de Juárez. El femicida estaba viviendo allí porque se había separado hace un tiempo de su esposa. 

La familia de Marisol cree que Juárez no actuó solo.

Una historia de violencias

La vida de Marisol estaba en riesgo desde hace años. Aunque en su asesinato aparentemente nada tuvo que ver su actual pareja, la hermana de Marisol contó a los medios que ella lo había denunciado varias veces por violencia de género. “La última denuncia fue en 2018. Después tenían idas y vueltas en la relación pero vivían juntos”, dijo. 

Desde la organización feminista Mumalá Santiago del Estero sumaron que conocieron a Marisol por un acompañamiento hacia esas denuncias. “Estuvimos con ella en su casa e intentando crear puentes que puedan salvarnos, pero no fue suficiente”.

Recordaron que cuando junto a ella denunciaron esa situación en la Dirección de Género de la provincia, los funcionarios le explicaron que ya se había dispuesto la exclusión de hogar y prohibición de acercamiento por cuatro meses, pero que no podían enviar policías para custodiar a Marisol porque no patrullaban en el barrio.

Mumalá repudió el accionar de la Justicia y de los medios de comunicación que “han estigmatizado su búsqueda, exponiéndola y revictimizándola” y exigió “celeridad y responsabilidad por parte de los funcionarios que debieron poner en marcha los mecanismos de protección hacia la víctima”. 

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja