La atacó a golpes el asesino de su hijo

Niño asesinado la matanzaMaximiliano Montenegro – Diario Popular.-

La mujer no resistió ver en la calle a quien le quitó la vida a su hijo (el conductor sólo estuvo detenido dos semanas), lo insultó y recibió una paliza: “Le dije que era un asesino, que es la verdad, y me pegó”, relató Cecilia Figueroa.

Lisandro Baladán, de 8 años, falleció en mayo pasado luego de ser atropellado por un joven en auto que atravesó una avenida de La Matanza a contramano y excesiva velocidad. El autor de la muerte estuvo detenido apenas dos semanas, aún a pesar de los agravantes.

En medio del dolor y la falta de justicia, este lunes la madre se cruzó en la calle con el sujeto, y le recriminó la muerte del niño, recibiendo como respuesta una brutal paliza. Hasta ayer, el agresor seguía en libertad. “Ya no sé qué quiere de nosotros este monstruo, que tiene 22 años pero es una persona sin escrúpulos. Se llama Diego Hernán Gerbautz y mató a mi hijito para no arruinar su auto. Le salía más barato arrollar a Lisandro que pagar el arreglo de su vehículo. La justicia jamás nos escuchó, lo dejaron libre. Ahora me lo crucé en la calle y le dije que era un asesino, que es la verdad, y me pegó. Es realmente una verguenza que encima de todo tengamos que andar con miedo”, dijo Cecilia Figueroa, en declaraciones a DIARIO POPULAR.

El abogado Andrés Bonicalzi, que representa a la familia de Lisandro, expresó que ‘la agresión a la madre de la víctima sin dudas es un amedrentamiento que entorpece la busqueda de la verdad en el marco del proceso penal”, agregando que “por esto es que vamos a reiterar se proceda a la detención del imputado”.

El siniestro vial ocurrió el 23 de mayo pasado, alrededor de las 14 horas, cuando Lisandroacompañaba a su hermano Tomás, de 15 años, hasta una peluquería de Ciudad Madero. “Iban de la mano. Cruzaron la avenida Vélez Sársfield, que es doble mano. Tomaron todas las precauciones. Hasta hay un video donde se observa que cruzaban bien. De pronto, mi hijo mayor sintió un fuerte tirón. Era el auto de Gerbautz, que le arrancó a Lisandro de la mano. Había entrado de contramano, a una velocidad impresionante. Vio al nene, pero eligió pasarlo por arriba, porque la alternativa era tirarse a un costado y chocar. Le salió más barato asesinar a una criatura porque el seguro no le iba a cubrir un choque”, sostuvo Cecilia.

La investigación del trágico episodio se encuentra en manos del Juzgado de Garantías 6 y laUnidad Fiscal de Instrucción 8 del Departamento Judicial de La Matanza. La carátula desde entonces es por homicidio culposo. La situación procesal del automovilista incluyó una prisión preventiva de 15 días, según contó la madre de la víctima. “El asesino es dueño de un mayorista de Tapiales. Cuando ordenan su detención, lo llevaron a la comisaría de su zona, donde todos los policías eran amigos de la familia. Estaba como en un hotel, con visitas permanentes, comidas, colchón cómodo. Después, a las dos semanas, le dieron la libertad”, dijo la mujer.

Cecilia relató que la causa está repleta de irregularidades. “No se hicieron pericias, no se tomaron testimoniales y otras cosas importantes. Jamás nos escucharon en la fiscalía y el juzgado. Nosotros estamos con tratamiento psicológico. El auto le pasó por arriba a Lisandro, con las ruedas le aplastó la cabeza. Así lo vi, agonizando, todo fracturado y lleno de sangre. Vivió ocho horas. En el medio, le rechazaron atención en la Clínica Los Cedros y terminó en el Hospital de Niños”, contó la mujer. El lunes Cecilia se cruzó con el conductor en la calle: “Tuve una crisis. Es mucha la impunidad que tiene. Le dije que era un asesino. Él se abalanzó sobre mí, me zamarreó. Estoy toda golpeada, con moretones. Pero sobre todo indignada”, finalizó Cecilia.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada