Sexo, tizas y SMS: docente acusada de abusar de un menor denuncia agresiones

Cosecha Roja.-

Romina, la docente acusada de mantener relaciones sexuales con su alumno de 14 años en
Posadas, Misiones, fue suspendida temporalmente de su trabajo en la Escuela N° 826, donde da
clases de inglés. En la misma jornada ella también hizo una denuncia: dijo que fue golpeada por
dos mujeres vestidas de negro, a quienes no pudo identificar.

La historia empezó en el verano. Hacía tiempo que Zulma B., madre de un estudiante de 14 años,
observaba un comportamiento raro en su hijo. El adolescente llegaba a su casa más tarde de lo
normal y se mostraba muy pendiente del teléfono. En enero de 2013 Zulma decidió revisarle el
celular. Notó que casi todos los mensajes de texto habían sido borrados, pero le llamó la atención
un contacto que su hijo había agendado con el nombre de “Mi vida”. Para desentrañar la duda
Zulma pidió ayuda a otra hija: que enviara un mensaje de texto a “Mi vida”, preguntando si era la
novia del joven. La destinataria reaccionó rápido. Le escribió al hijo de Zulma: “¿Qué pasó? Me
mandaron un mensaje preguntándome si yo era tu novia”. Preocupada, la madre envió un nuevo
mensaje haciéndose pasar por el hijo. Y recibió como respuesta: “Mi amor, quiero verte, quiero
besarte como anoche”. Enseguida la novia propuso una esquina de Posadas para el encuentro.

Zulma fue a la cita acompañada por sus dos hijas. Primero vieron a una mujer que marcaba un
número desde su teléfono móvil. Era una de las docentes de la escuela. Enseguida comenzó a
sonar el celular que Zulma llevaba en la cartera, el de su hijo. Una de las chicas se acercó y le
preguntó a la profesora a quién llamaba. La mujer presintió algo raro y dijo que a un compañero
de trabajo. Zulma ya no tuvo dudas, reaccionó: “No seas sinvergüenza, es mi hijo. ¡Tu alumno!
¡Tenés hijos, marido…!”. La maestra respondió que no existían pruebas de nada, dio media vuelta
y se fue.

En esos días Zulma habló mucho con su hijo. Él reaccionó con enojo, defendió a la docente.
“Yo amo a mi profe”, dijo y hasta amenazó con irse de su casa. Después, el joven mantuvo
conversaciones con Romina. Dicen que ella le pidió que negara todo. Entre las pruebas que Zulma
pudo reunir, está una conversación en la que el chico le reclama a su profesora:

-No te lavés las manos, si tu marido se entera, ¿qué va a hacer?

-A vos no sé qué te va hacer, a mí nada porque soy la madre de sus hijos. Yo, lo único que te digo,
es que no quiero tener problemas con mi trabajo.

En esa misma llamada el adolescente advierte: dirá que ella lo violó. Entonces la maestra le
cuenta de una supuesta camarita que tiene en su casa, donde ella cree que se vería que no lo
obligó.

La denuncia fue realizada por la madre del estudiante en la Comisaría de la Mujer. La causa está
en el Juzgado de Instrucción N° 3 de Posadas. Por orden de la justicia, el adolescente fue sometido
a una cámara Gesell en la que reconoció haber mantenido relaciones con la profesora, bajo su
consentimiento. Su madre asegura que tiene más de 200 mensajes de texto, conversaciones de
Facebook y audios que prueban que la docente mantenía una relación sexual con su hijo. Zulma
dice, además, que la profesora nunca le negó haber mantenido relaciones carnales con su hijo. El
Juez de Instrucción Penal N° 3, Fernando Verón, pidió que el celular sea sometido a pericias.

Hoy la maestra denunció que fue golpeada por dos mujeres vestidas de negro a quienes no
pudo identificar. Esta denuncia fue radicada en la Comisaría N° 7. En declaraciones a los medios,
sugirió que la agresión podría haber sido promovida por la familia del adolescente. “No tengo idea
quienes son las mujeres que la golpearon, lo tiene que esclarecer la justicia”, declaró Zulma a este
medio. “Si yo hubiera tenido algo que hacer, lo habría hecho cuando la vi. No sé ni dónde vive, no
tengo nada que ver.”

“La maestra violó a mi hijo”, sostuvo Zulma ante los medios y dijo que confía en la justicia. El chico
está ahora en Buenos Aires, con su hermana mayor. Se cree que ya no tiene contacto con Romina.
Los padres prefirieron alejarlo de la ciudad por temor a la reacción del marido de la profesora. Ella
está en libertad. Hoy fue suspendida de su trabajo en la Escuela N° 826 por decisión del Consejo
General de Educación de Misiones. La semana que viene debería ser citada a declarar.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada