“Si me denunciás, entro y salgo y después te mato”

El ex suegro de María Belén es ex policía y boxeador. El fin de semana la golpeó a ella y a su madre en plena calle.

“Si me denunciás, entro y salgo y después te mato”

Por Consuelo Cabral
07/05/2019

María Belén Goméz, de 23 años, estuvo en pareja dos años con Nahuel Fallone, con quien tuvo dos hijos. Durante el tiempo que estuvieron juntos los episodios de violencia de género se repitieron una y otra vez, por lo que ella decidió dejarlo, además de denunciarlo.

El primer hijo que tuvieron, hoy de cinco años, fue reconocido por Fallone. La segunda, de 4, no. Si bien la Justicia le otorgó la tenencia a María Belén, en septiembre del año pasado ella viajó desde la ciudad de Córdoba, donde vive, a Vicuña Mackenna, para llevarle los nenes de visita a Fallone. Fue desde entonces que -según contaron María Belén y su abogado, Dante Salinas, a La Nueva Mañana- “a través de distintos ardides Nahuel Fallone impidió que los chicos volvieran con su mamá y su abuela”.

El sábado a la noche María Belén viajó a la localidad del sur cordobés para visitar a sus hijos. Lo hizo junto a su mamá Patricia Cruz, de 43 años, y una psicóloga de Adnap. Después de ver a los chicos y dejarlos otras vez con Nahuel, su ex suegro, Carlos Fallone, ex policía y boxeador, fue a buscarlas y en plena calle, frente al hotel donde las mujeres se hospedaban, las golpeó.

Patricia recibió trompadas en la cabeza que le provocaron hemorragia cerebral y fractura del tabique nasal. “Carlos Fallone sabía que desde el año 1995 ella posee una bala alojada en la cabeza, producto de otro episodio de violencia de género que sufrió de una ex pareja, y que no puede tener ningún tipo de caída, ni golpe”, dijo María Belén a La Nueva Mañana. “Lo hizo a propósito, querían matarnos”. La joven denunció que el hombre se presentó junto a su esposa y tres mujeres más que las insultaron y también les pegaron.

“Putas, no se van a llevar los chicos de acá”, cuenta María Belén que les gritaban mientras las golpeaban y le arrancaban el celular. La joven corrió hasta una estación de servicio para pedir ayuda, pero en el camino el ex policía le agarró del pelo, la tiró al piso, y comenzó a pegarle trompadas mientras le decía “si me denuncias, por unos pesos entro y salgo y después te mato”.

Denuncian inacción de la Justicia

El abogado Dante Salinas es quien representa a María Belén en la lucha por recuperar a su hijo y a su hija, y ahora en el pedido de justicia ante el episodio de violencia de género. “Por un lado presentamos una denuncia por ‘impedimento de contacto’ que radicamos en la ciudad de Córdoba, donde vive Belén, y que fue girada a la fiscalía número 1 de Río Cuarto, la cual está sin fiscal. La madre de los chicos es querellante, pero el padre los sigue teniendo siendo que ella tiene la custodia. Hace nueve meses que Nahuel Fallone se los llevó”, explica Salinas.

Por otro lado, el abogado contó que tras el ataque del sábado, presentaron otra denuncia por amenazas y violencia de género, que recayó en la fiscalía 3 de Río Cuarto. “Ante la agresión tenemos entendido que ordenaron un allanamiento en la casa del agresor, donde habrían encontrado el celular que le robaron a Belén, y con el que había filmado toda la visita a los nenes”.

Además, Salinas dijo que si bien no recibió ninguna notificación de la fiscalía, Carlos Fallone y su esposa habrían sido imputados por robo y lesiones graves.

“En septiembre del año pasado Nahuel Fallone viene a Córdoba a ver sus hijos y le pide a mi representada que los lleve a Vicuña Mackenna para que lo vean abuelos ya que no podían viajar a Córdoba. María Belén decide acceder a ese pedido. Fallone mediante ardid, le hace firmar ante juez de paz, una autorizacion bajo el pretexto de que la menor no lleva el apellido paterno. Belén hace escrito con juez de paz donde le permite temporalmente que lo tenga, bajo promesa que durante la semana lo llevaba a Córdoba. Pero él nunca más los trajo. Desde octubre del año pasado empezaron a realizar distintas denuncias, pero desde esa fecha en adelante la fiscalía 1 de Río Cuarto no tomó ninguna medida”, detalla Salinas.

El testimonio de la psicóloga

Finalmente, un dato que se suma a los hechos, es el testimonio de la psicóloga Mariana Andrea Montalto que acompañó a María Belén el día que ocurrió la golpiza. “Viajé con Belén y su mamá para colaborar en el proceso de revinculación con los chicos. Estaba con ellos, haciendo el diagnóstico cuando Fallone padre llamó por teléfono y me empezó a amenazar que si yo era ‘quilombera’, él era más ‘quilombero’, y ‘me chupa todo un huevo’. Gritaba desequilibradamente, después cortó el teléfono”.

Motalto, quien además es abogada, secretaria de la asociación Darnos Cuenta y asiste en Adnap a madres, padres y abuelos impedidos de ver a hijos y nietos, aseguró que los resultados de los test que le practicó a los niños arrojaron que ambos sufren de violencia. “A pesar de todas las amenazas pude hacerle la batería de test a los niños, con dibujos, y otras herramientas, y salió claramente que había abuso sexual a la niña y temor del hijo hacia el padre”.

Además, la psicóloga destacó que Nahuel Fallone, el padre de los chicos y ex pareja de María Belén, tiene una denuncia por abuso sexual sin acceso carnal que data de 2012, pero que no tiene que ver con los niños, ni la joven y su madre.

Esta nota fue publicada originalmente en La Nueva Mañana

Consuelo Cabral

Periodista de La Nueva Mañana, de Córdoba. Becaria de la Beca Cosecha Roja.