Sobres voladores: radiografía de la caja negra de la Bonaerense

1

El 26 de febrero un llamado anónimo denunció que los primero de mes cada comisaría de La Plata mandaba sobres con dinero al titular de la Departamental y otros jefes de la Bonaerense. Un mes más tarde, la justicia allanó la Jefatura Departamental y encontraron 36 sobres con $153.700  pesos en efectivo.

2

La mayoría de los sobres estaban rotulados con los nombres de las comisarias y los jefes a los que iba dirigido el dinero. Por el caso, el fiscal Marcelo Martini pidió la detención de nueve jefes policiales. Ayer, la Sala III de la Cámara Penal de La Plata avaló la investigación judicial y ordenó la detención de la mayoría de los acusados.

3

El fallo dejó al desnudo cómo funciona la pirámide de recaudación de la Bonaerense. Para los jueces, se trataba de una “asociación para cometer delitos”, que aprovechaba la “aceitada estructura funcional” de la policía para obtener dinero “de un circuito ilegal de recaudación”. Ese dinero, dijeron los jueces, era “elevado a los jefes de distintas jerarquías hasta llegar a la cúpula departamental”.

4

Los policías, según cita la agencia Telam, tenían “una organización con permanencia y estructura jerarquizada, con férreas normas de funcionamiento interno, donde el poder decisorio recae en la cúpula”.  Para los jueces, una de las pruebas de que existía una organización son propios los sobres y cómo estaban etiquetados, donde “todos los remitentes y los destinatarios dieron cuenta de un acuerdo de voluntades, y de una organización con división de roles, tareas y funciones para realizar las actividades ilegales”.

5

Los policías aprovecharon la estructura policial y sobre ella habían montado una estructura paralela. “Sobre esta organización burocrática integrante del aparato estatal”, dice la resolución, “se ha constituido y funciona otra con fines ilícitos, de la que forman parte -en principio-, los funcionarios policiales aquí imputados”. El primero de abril las cámaras de la zona demostraron que durante toda la mañana varios patrulleros abandonaron su zona y fueron hasta la Jefatura Departamental. Su misión, sospecha la justicia, era llevar los sobres con dinero.

6

Para el magistrado, las sumas de dinero venían de aprietes, cobros de peaje y con la excusa de “brindarles seguridad o permitir funcionar sin habilitación, o vender estupefacientes, entre otras actividades ilícitas, cuya recaudación era entregada a los Jefes Departamentales” Ese dinero fue obtenido, dijeron, “valiéndose del temor funcional, que reviste el cargo policial.”

7

Los detenidos son integrantes de la cúpula de la Jefatura Departamental y de cuatro comisarías de La Plata. Los jueces Alejandro Villordo, Carlos Silva Acevedo y Carlos Argüero les imputaron ser parte de una asociación ilícita. Sin son encontrados culpables, podrían tener penas de hasta 10 años de prisión para sus integrantes y hasta de 15 para el jefe de la organización,

8

El ex jefe de la seccional Cuarta, Juan Miguel Retamozo es el único de los acusados que todavía no tiene orden de detención. El motivo: fue el único de los comisarios cuya letra no pudo ser sometida a pericias caligráficas. Según informó el diario El Día, “en el legajo del comisario que fue ubicado en el ministerio de Seguridad no apareció ni una letra escrita por Retamozo”. La sospecha es que alguien hizo desaparecer todas sus palabras.

 

(Publicado el 24/11/2016)

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada