Tareas de inteligencia sobre los chicos del Mariano Acosta

Los chicos formaron grupos de whatsapp para saber dónde está cada uno. No vuelven solos a sus casas y si alguno se va para otro lado, avisa con un mensajito. Lo dicen a medias: tienen miedo. Los chicos son los alumnos del Centro de Estudiantes de la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas N° 2 Mariano Acosta que fueron espiados por la Policía Federal y por la Policía de la Ciudad. “Hay un documento de la Policía de la Ciudad cuyo título es ‘Centro de Estudiantes Secundarios Mariano Acosta’. No es un documento atribuido a una actividad puntual que se iba a desarrollar: es una investigación que se hizo sobre el espacio gremial de un sector. No sabemos cuál es el límite para decir si es o no una tarea de inteligencia pero si lo es, entonces es ilegal”, dijo a Cosecha Roja Agustín Prieto, presidente del Centro de Estudiantes.

Todo comenzó el jueves 20 de abril, cuando la policía entró al colegio a las 10 y media de la mañana notificada de que los alumnos iban a hacer una marcha. La directora Raquel Papalardo explicó que los alumnos estaban autorizados a hacer una clase pública adentro del colegio. La incursión de los efectivos dentro del colegio. Inmediatamente denunció el hecho en la Fiscalía, en la Procuvin y en la Asesoría Tutelar del Menor.

El documento, con número de orden 1462/2017 publicado por El Destape, precisa que la Policía de la Ciudad dijo tomar conocimiento de que “integrantes del Centro de Estudiantes de la Escuela Normal Superior Nº 2 “Mariano Acosta” se concentrarán frente a la mencionada escuela en defensa de la educación pública” a las 12 del 20 de abril.

mujer policíaPara la segunda ampliación de la denuncia realizada en la Asesoría Tutelar Nro 1, la Policía de la Ciudad entregó información acerca del operativo del jueves 20 y se develó que a la escuela se había mandado personal policial de cuatro comisarías distintas y una brigada de video. La orden está firmada por el comisario Marcelo Noguerol, jefe de División Planificación de Servicios y el comisionado mayor Alfredo Zaracho, director de Operaciones y Servicios Preventivos de la Policía de la Ciudad.

“A la Dirección de Comisarías se le ordenó que el personal policial que se afectaba debía ser de cinco efectivos uniformados de infantería para ser distribuidos en el área del dispositivo, también dos motocicliastas o cuatriciclos, y dos móviles que recorrieran el lugar”, dice en la denuncia.

“El viernes pasado quisimos hacer una marcha para visibilizar todo esto pero cuando llegamos al Ministerio de Educación de la Nación nos estaba esperando la Policía de la Ciudad también con una brigada de video. Una mujer sin identificación estuvo filmándonos y los padres se pusieron como cordón y nos taparon con las banderas para que no nos filmara las caras”, contó Agustín. “Nosotros entendemos que todo esto ocurre porque hay un retroceso en materia de Derechos Humanos y su máximo exponente es la aprobación del 2×1 por la Corte Suprema”.

Ahora, la denuncia se encuentra en la Fiscalía de Instrucción 43, a cargo de Carlos Velarde, quien debe decidir si impulsa la investigación e imputa a quienes participaron y dilucidar responsabilidades.

 

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada