Terminó el juicio por narcotráfico al clan más grande de la Patagonia

clan montecinoRío Negro-. El Tribunal Oral Federal de Neuquén dictó las penas más altas para Héctor y Ruth Montecino: 18 y 15 años de prisión.

El juicio a la banda narco más grande en la historia de la Patagonia había comenzado en agosto. Yolanda Esparza Flores, la madre de Héctor y Ruth, que tiene 68 años, fue absuelta y el Tribunal ordenó retirar la custodia policial de su domicilio. Por su enfermedad, la mujer tenía prisión domiciliaria. Jéssica, hija de Héctor, fue sentenciada a 10 años de cárcel pero en la unificación le sumaron otros dos más porque ya tenía antecedentes.

“Estoy contenta porque me voy en libertad pero a la vez triste por las penas que recibieron mis hijos. Al menos voy a poder visitarlos en el penal”, expresó Yolanda Esparza Flores. “Es un fallo injusto”, dijo su hermana.

Los jueces además dictaron la absolución de Cecilia Soto, de su pareja Fabián Reyes y de Daniela Montecino (que no es familiar de Héctor), los tres de Centenario.

Durante el debate, Soto acusó al ex policía Johnatan Gómez de haberle “armado la causa”. El hombre fue separado de la fuerza y está acusado de haber “filtrado información” para otra banda.

Romina Montecino, la hija más chica de Héctor, fue juzgada como menor y por eso ayer la declararon responsable de los delitos que le imputaron pero difirieron la imposición de pena. Su madre Irma Betanzo recibió seis años de cárcel. Al igual que a Héctor, le aplicaron el agravante de la participación de un menor de edad.

Carina Domínguez y Fiofania Ruskoff (las dos vinculadas sentimentalmente al jefe del clan) también fueron condenadas a seis años de cárcel al igual que Daniel Reyes, que en la tarde del 23 de septiembre manejaba la camioneta con los 172 kilos de marihuana. Segundo Belmar Castro fue condenado porque en la chacra del paraje la Mayorina, donde él era encargado, había 15 kilos de cocaína.

La primera persona que figuró en la causa fue Miguel Nacimiento, de Centenario. Las pesquisas se iniciaron en su casa y ayer fue condenado a cuatro años. Su pareja, Edith Montecino (que no es familiar de Héctor), recibió la misma pena.

Se fueron excarcelados y con pautas de conducta Diego Seguel y Héctor Arturo Soto. Los juzgaron como “partícipes secundarios” y recibieron tres años.

El defensor de Héctor y Ruth Montecino, Juan Luis Vincenty, aseguró que la condena para los hermanos fue “excesiva” y no dudó en objetar que los jueces “se cobraron una deuda” por la absolución en el juicio anterior. “Aunque lo había pedido la fiscalía nos parecía irrazonable, un exceso. Hay que analizar el por qué de semejante monto”, dijo. “Héctor se fue abatido”, agregó.

Aclaró que luego de conocer los fundamentos trabajará en la casación para lograr revertir las condenas. “A Jéssica le aplicaron 10 años y la prueba está reducida a escuchas telefónicas, no hay comprobación de actos delictivos, sólo diálogos telefónicos”, criticó. Insistió con que Carina Domínguez fue condenada sólo por las escuchas.

 

Más información: Neuquén: comenzó el juicio a la narcofamilia Montecino

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada