#Tetazo en el Obelisco

“Yo me voy a poner la pija afuera a ver si les gusta. Yo a todas estas les doy un cachetazo y les hago guardar las tetas. Imaginate si mi nietito está en la playa, quiere tomar la teta y se le prende a cualquiera cuando tiene ganas…”, gritó en la 9 de Julio un señor mayor.

“Acá son todas lesbianas. ¿Me querés decir para qué quieren las tetas si no pueden tener hijos?”, comentó un tipo a otro.

“Fuera, fuera. Fuera macho, fuera”. Los cantos primero, la acción después. Las mujeres que se convocaron en el Tetazo en el Obelisco para repudiar el operativo montado por la policía en la playa de Necochea, se organizaron contra los mirones. Se tomaron de las manos e hicieron una ronda que, en minutos, creció hasta expulsar a los varones del centro de la plaza.

El dejo de coliseo, el sabor a espectáculo lo pusieron los mismos varones que se dispusieron en un círculo alrededor de la plaza seca y sobre los escalones, y desde una altura privilegiada se dedicaron a mirar y a sacar fotos.

tetazo2

“Me peleé con un viejo que, con dos dedos en la pantalla del celular, le estaba haciendo un acercamiento al pezón de una chica. Directamente es una falta de respecto”, contó a Cosecha Roja Daniela, una colorada que se animó al corpiño. “Están enojadas las chicas, eh”, dijo un hombre que fue expulsado de la ronda.

“En los programas de televisión las mujeres aparecen como un objeto sexual o un objeto de venta y no se hace absolutamente nada. Hasta les parece bien”, dijo megáfono en mano Vilma Ripoll, dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores. Al lado estaba la Zulma Lobato, que se convirtió en Trending Topic en Twitter por mostrar las tetas. “Nosotras somos sujetos. Nosotras queremos decidir y estamos convocando al Paro Nacional del 8 de marzo junto con más de 30 países. Estamos acá para repudiar a los policías que fueron rápidamente a censurar a las mujeres de Necochea pero que nunca llegan a tiempo cuando los llamamos por violencia machista. Reclamamos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos”.

En el pecho de Iris dice “es comida para bebés”. Lo escribió con rouge colorado en su propia piel. “Tengo un hijo chiquito, lo amamanto. Los pechos son comida. Son una fuente alimenticia y nutricia. Vine a apoyar colectivamente un reclamo desde lo individual”, dijo a Cosecha Roja. “Acá hay mucha gente que no tiene nada que ver pero yo me lo tomo con un apoyo”.

Las mujeres ubicadas más lejos del corazón de la marcha, al grito de “Fuera chongo fuera”, tomaron fotos con cámaras y celulares de los hombres que miraban la marcha. “Vamos a subirlas a las redes sociales para que en sus casas vean qué están mirando”, dijeron algunas.

“Estoy acá, en tetas total, porque siento que las tetas están para consumo. Y como verás, a todos estos hombres que nos miran desde ahí arriba, las tetas les parecen algo para el consumo”, dijo a Cosecha Roja María José, una mamá de tres niños, en jean y el torso desnudo. “Yo le dí de mamar a mis tres hijos, las tetas son mías y hago lo que quiero con ellas. Lo único que espero es que no pase nada porque el nivel de agresión de los tipos hoy es tremenda. En las últimas marchas no vi prácticamente ningún varón y mirá hoy. Y te aclaro que no soy de ninguna agrupación pero estoy siempre. Hoy vine autoconvocada y sola”.

tetazo4

“Nosotras estamos acá porque es una expresión en contra de una cultura patriarcal que lo único que hace es oprimirnos y en el caso de las chicas de Necochea, lo hicieron a través de la institución policial. El movimiento de mujeres se expresa en contra situaciones que van desde el micromachismo a los femicidios”, explicaron a Cosecha Roja Marta y Agustina de Autodeterminación y Libertad.

El sábado, en una playa a diez cuadras del centro de Necochea, tres mujeres hicieron topless. Una llamada anónima de denuncia terminó con un operativo de seis patrulleros y veinte agentes de la policía. “La cultura es machista, es así”, argumentó uno de los policías. “Es una contravención”, dijo otro.

Después de la cuarta vez que llegó la policía, las mujeres tuvieron que irse de la playa. “Un nudo en el estómago, situación de indefensión y la seguridad que si hubiéramos estado acompañada con sendos señores nada hubiera pasado. Abuso de autoridad.. violencia machista.violencia institucional. Para esto está la policía????”, escribió una de ellas en el Facebook.

Los testigos que vieron la escena filmaron un video en el que se puede ver el operativo policial desmedido. El juez de la causa, Mario Juliano, archivó la causa y se sumó al tetazo: “Las tetas no son delito”, djio.

María Sucarrat
María Sucarrat

Periodista.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada