Tigre: Como no encontró a su ex novia, acuchilló a tres mujeres

Cosecha Roja.-

A Juan Carlos Cardozo, de 24 años, lo detuvieron al mediodía cuando caminaba por una calle solitaria de Escobar. La Policía lo vio en una cámara de seguridad. Dicen que no era un transeúnte más, sino alguien que escapaba. Está acusado de asesinar a cuchilladas a tres mujeres, familiares de su ex novia. El crimen ocurrió esta mañana en una casa de Benavídez, norte del conurbano bonaerense.

Hace una semana, Romina Martínez terminó la relación que tenía con Cardozo. Vivían juntos en Garín, pero discutían a menudo, y él la maltrataba. Tenían una hija pequeña. Ella lo denunció por violencia de género, empacó las cosas y se fue con la niña a casa de sus familiares. Él le insistía en que hablaran, pero Romina no lo quería ver más. Era el fin de cuatro años de unión.

Esta mañana, antes de ir a trabajar a la Municipalidad de Escobar, Cardozo la fue a buscar en la casa de Uruguay 633, cerca del ramal Escobar de la ruta Panamericana. Ella ya había salido. No se sabe quién le abrió o con quién discutió, pero según las primeras investigaciones, fue él quien asesinó a las tres personas que estaban en la casa: Nilda Ludovica Ham, de 76 años, María Florencia Martínez, de 15, y Marisol Martínez, de 6. Son la abuela, la hermana y otra hija de Romina.

El padre de Martínez habló con los medios: “La señora y mi hija estaban atadas, las degolló. Florencia le estaba llevando la pastilla a la abuela porque hace unas semanas había sufrido un accidente –un ACV– y estaba delicada de salud. No sabemos qué más pasó”.

Los investigadores de la Unidad de Instrucción Fiscal descentralizada de Benavídez, a cargo del caso, creen que Cardozo se enfureció por la supuesta denuncia de violencia de género, y que se salió de los estribos cuando no encontró a su ex pareja en la casa.

Gritos y desgarros se oían en la calle Uruguay. Un vecino llamó a la Policía, que llegó cuando la escena ya era de crimen. Las tres mujeres fueron encontradas sin vida: la anciana y la niña, degolladas, estaban en el baño; la adolescente, a quien le clavaron un cuchillo en el cuello, fue encontrada en el pasillo. El asesino usó una navaja de pesca, tipo Tramontina, que al parecer tomó de la cocina.

Fuentes policiales informaron que el hombre huyó caminando del lugar y que pudieron seguir su rastro en las cámaras de seguridad instaladas por la Municipalidad de Tigre. Efectivos de la Comisaría 2.ª detuvieron a Cardozo en la zona urbana de Escobar.

Según información de agencia, los investigadores no encontraron denuncias contra el presunto asesino en el Departamento Judicial de San Isidro, pero el fiscal Fitipaldi, a cargo de la UFI de Benavídez, solicitó informe de antecedentes en el Departamento Judicial de Zárate – Campana, pues la pareja Cardozo Martínez vivía en Garín, cobijada por esa jurisdicción.

A esta hora, el detenido rinde declaración en la Comisaría 2.ª de Tigre.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada