Torturado por ser hijo de un policía

Torturado por ser hijo de un policía

La mamá de un detenido denunció que su hijo fue torturado por agentes del Servicio Penitenciario bonaerense por ser familiar de integrantes de las fuerzas de seguridad y presentó un habeas corpus para que se resguarde la integridad psico-física de su hijo.

30/01/2019

La primera paliza fue a mediados de enero. El jueves 17 a la mañana O.S.V le contó por teléfono a su mamá que los penitenciarios de la Unidad 9 de La Plata le habían pegado y que estaba escupiendo sangre. Ese día, cuando la abogada lo fue a ver, estaba encerrado en uno de los buzones: le dijeron que estaba castigado por 15 días.

Después de la visita de la abogada el detenido fue trasladado. “Antes de sacarlo volvieron a torturarlo”, explicó la mamá en un habeas corpus que presentó en la justicia platense con el apoyo de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional.

El detenido fue trasladado al Penal de Magdalena, donde está detenido el hermano de otro preso que lo amenazó de muerte. “En cuanto llega a la Unidad Penitenciaria el personal del Servicio Penitenciario Bonaerense hizo saber al pabellón donde llegaba que mi hijo es hijo y hermano de personal de la fuerza, poniendo en riesgo su integridad física”, dijo la mamá. El padre de crianza de O.S.V cumple funciones en el Cuerpo de Caballería de la Policía de Buenos Aires. Su hermana y su tío son oficiales del Servicio Penitenciario Bonaerense.

O.S.V está detenido desde marzo de 2018. Le quedan apenas unos meses de condena de cumplimiento efectivo: según el juicio abreviado que firmó con el Tribunal Oral en lo Criminal n° 3 de La Plata debería quedar libre en dos meses.
Después de la presentación del habeas corpus la justicia ordenó el traslado a la Unidad 29 de Melchor Romero. Al detenido le avisaron que estará incomunicado: no podrá recibir visitas ni ver abogados. Esa medida, denunciaron desde la Campaña Nacional Contra la Violencia Institucional, “viola principios constitucionales y garantías judiciales”.