Trata: cuatro transexuales salteñas presas en París

prostitutasLaura Álvarez Chamale. El Tribuno-. Hace al menos tres años que esta red de trata opera en París. La dirige Chichi, una famosa transexual salteña, oriunda de General Güemes. También es conocida como Andrea A., y con ese nombre administra el hotel El Gondolín de Buenos Aires. Con ella cayeron cinco transexuales salteñas más, vinculadas a la misma red.

El diario El Parisino tituló: “Chichi dirigía a 90 prostitutas transexuales” y la nota explica: “Una importante red ha sido desmantelada por la Brigada de Represión del Proxenetismo (BRP) en París. Ocho personas sospechosas de haber colocado a muchas travestis y transexuales prostitutas argentinas en los pasillos del Bosque de Boulogne, y también en varias ciudades italianas, fueron apresadas”.

Y sigue: “se cree que la cabeza de esta red es Deciderio A., de 43 años, conocido como Andrea Chichi, quién fue arrestado el lunes en compañía de un viejo amigo de 27 años, cuando se disponía a embarcar en el aeropuerto Roissy rumbo a Buenos Aires, Argentina. En su equipaje, la policía encontró varios cientos de miles de euros y $200”.

En el proceso, otros seis sospechosos fueron detenidos en París y Hauts-de-Seine. Un investigador del BRP aseguró: “Andrea Chichi es el jefe en Francia”. El Tribuno pudo averiguar que las transexuales salteñas detenidas luego del operativo en París son Andrea Chichí, Emperatriz, Zamira, Selena -quién fue captada en el aeropuerto parisino-, Victoria y un varón de quién no suministraron el nombre.

Desde París, un informante contó: “es fundamental que se sepa que todas las mujeres y travestis que vienen de Salta y toda la Argentina a prostituirse a Francia, tienen que pagar 15.000 euros o de lo contrario las matan a palos y amenazan a sus familias. Tienen sexo sin condón para enfermarse de sida y venir a Francia a agrandar la red de trata”.

El gobierno francés otorga un permiso especial -carte sejour- a las personas que tienen sida para permanecer en el país y les da vivienda, medicamentos y pensión, pero como contraparte, no pueden prostituirse por ley. Lo hacen igual y caen presas en operativos como el que acaba de ocurrir en París.

Destierro, castigo y obediencia

Según informaron a El Tribuno, la red se desbarató gracias a las recurrentes denuncias de activistas transexuales salteñas que operan en París en contra de la red de trata, por el cruel trato que reciben las mujeres y travestis que van al exterior a ejercer la prostitución.

“Hay que rendirles tributos económicos y si no pagás te muelen a golpes. Es palo y a la bolsa, es una mafia, no hay palabras para describirlo. A la Chichi le dicen “mamá” las chicas nuevas porque ella ejerce mucho poder sobre ellas”, dijo una fuente reservada. Incluso agregó que “en Salta hay gente que quiere implementar esa misma modalidad de regenteo violento”.

El informe de El Parisino agregaba haciendo alusión a este trato: “Los detenidos fueron alojados en el distrito XVII. Algunos de ellos expresaron el deseo de ser libres, pero que no pudieron liberarse porque fueron amenazados por Andrea Chichi, que decía ser capaz de usar la magia y hacerles la vida negra. Se sabe que en otras redes de prostitución, como en Nigeria, amenazan a las prostitutas con llamar al diablo para obtener obediencia de las víctimas”. La fuente reservada contó que: “hay una jujeña que se llama Perla que está presa en Roma desde 2011 por comandar una red de trata de salteñas y jujeñas y les pegaba mucho”.

Hace al menos 7 años vive en Francia Mónica León, una transexual salteña que se ha convertido en una pieza clave para desarticular redes de trata en los lugares donde ella ejerce la prostitución. Mónica pregona la necesidad de trabajar con el sexo en forma independiente. “Legitimación del Trabajo Sexual así tendremos derechos a una jubilación por los años trabajados en la clandestinidad, por todos los abusos so portados. Se hizo justicia. Hay que erradicar las mafias”, opinó.

Esclavitud sexual

En las Jornadas sobre trata de personas que se realizaron recientemente en Salta, los disertantes explicaron que este delito genera ingresos por 32 mil millones de dólares al año, a nivel mundial. El 85% de las víctimas son captadas con fines de explotación sexual, el 80% son mujeres y la mitad son menores de edad. Hubo críticas por la falta de reglamentación de la última ley sancionada por el Congreso -Ley 26842- a casi 10 meses de su sanción. La presidente de la Red Argentina de Mujeres viviendo con HIV/SIDA, Eugenia Gilligan, dijo que, según un estudio realizado por la organización, “el 12% de las mujeres infectadas había sido víctima de trata”.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada