Triple crimen de Salta: ¿Se puede simular ser un psicópata?

.

Cosecha Roja.-

El joven se presentó este último martes en la División de Criminalística de Salta y se entregó. Había asesinado a su mamá y a sus dos hermanos. Los investigadores dieron con la computadora que usó en un cyber de Tilcara y encontraron en el historial de Internet que ese día, en el horario donde él estuvo navegando, había visitas a la definición de “Psicópata” en Wikipedia, donde puede leerse: “Los psicópatas no pueden empatizar ni sentir remordimiento, por eso interactúan con las demás personas como si fuesen cualquier otro objeto, las utilizan para conseguir sus objetivos, la satisfacción de sus propios intereses”.

-Soy el que mató a su familia en Barrio Solidaridad. Vengo a que me detengan.

Con esas palabras, el martes se entregó. La jueza tiene sospechas de que el joven está fingiendo. Esto que reforzaría la posibilidad de que lo que él está mostrando no sea en realidad su verdadera personalidad, sino la identificación con un modelo aprendido. La justicia tiene como primera intención, entonces, descubrir su verdadero perfil. La pregunta es: ¿Se puede aprender a ser un psicópata googleando información?

Cosecha Roja consultó a diferentes psiquiatras legistas intentando resolver el enigma. El Dr. Jorge Dopazo entiende que una persona puede lograr “mimetizarse con alguna figura por cierto deseo de originalidad” pero afirma que podría ser detectado mediante entrevistas técnicas y test psicológicos. En cualquier caso, el deseo de impostar un perfil psicológico tiene que “asentarse en un terreno previo” y para determinar con qué eventos puede asociarse es necesario conocer la biografía del joven.

El Dr. Alfredo Feijó coincide. “Se puede imitar, pero tiene que haber una patología previa que explique ese deseo morboso de investigar las características psicopáticas. En cualquier caso, la victimología siempre se maneja con un grado de probabilidad que se suma al panorama más amplio que tiene la justicia con pruebas documentadas. ”

Familiares y vecinos afirman que el asesino era de hábitos solitarios. Aunque vivía en la misma casa con su familia, tenía poco contacto con la mamá y los hermanos, pasando largas horas en su habitación jugando a los videojuegos. Algunos señalan que ni siquiera asistió a la comunión del hermano.

– El chico tiene una frialdad que espanta- dijo la jueza Bustos Rallé.

La falta de remordimientos radica en la cosificación que hace el psicópata del otro, es decir que el quitarle al otro los atributos de persona para valorarlo como cosa es uno de los pilares de la estructura psicopática.” Esto se lee en la larga definición de Wikipedia. y parece ser un punto clave del caso. Desde el primer momento, quienes lo vieron llegar a la División de Criminalística contaron que el joven no parecía sentirse angustiado con lo que había hecho. “Hay que diferenciar remordimiento de culpa.” Explica Feijó, “El remordimiento es a nivel consciente, en cambio la culpa se genera a nivel inconsciente. En este caso la culpa llevaría a la necesidad de castigo que, tal vez sea incluso por un evento anterior al crimen.”

La justicia cuenta, entonces, con elementos para dictaminar si finge o es un psícopata verdadero. De la investigación saldrán elementos que permitan comprobar la responsabilidad del joven en los hechos que se le imputan bajo la carátula de “Triple homicidio agravado por el vínculo y la alevosía”.

Para los psicólogos que trabajan en el fuero penal juvenil, en este primer momento es necesaria la protección del joven para cuidarlo de sí mismo y del entorno, ya que debe encontrarse en un estado de fuerte vulnerabilidad. Los peritajes y tratamientos psicológicos no sólo se manejan en el ámbito de la probabilidad sino que no eximen la necesidad del estado de acompañar al joven en hacerse responsable de sus actos.

Pese a que es posible la simulación, todos coinciden en que es prácticamente imposible sostenerla en el tiempo: no se puede actuar de psicópata para toda la vida.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada