Un maletero rescató a Mía: la buscaban desde que mataron a la mamá y al hermano

mia maletero

Cosecha Roja.-

La niña de seis años se corrió la capucha y les dijo “hola” a dos maleteros de la terminal de micros de Junín. Estaba a upa de Enrique Alcaraz, el carnicero ex novio de su mamá Sabrina Martín. La policía los buscaba a los dos desde que el lunes encontraron los cadáveres de la mujer y su hijo de tres años en El Palomar.

– Es Mía. Llamemos a la policía.

– ¿Y si no es? Vamos a quedar mal.

– ¿Y si es?

Los maleteros decidieron contárselo a la supervisora y la mujer los convenció de llamar a la Policía Local. A los 5 minutos llegaron los oficiales y, un cuarto de hora después, los encontraron a pocas cuadras de la terminal, en Falucho y Rivadavia. Le preguntaron al carnicero a dónde iba y respondió una dirección que no existía. Después negó llamarse Alcaraz y dijo que la niña era su hija. Quedó detenido a disposición del fiscal Carlos Colimedaglia, de la UFI 3 de Junín.

Cuando lo detuvieron, los oficiales encontraron un boleto de micro y un cuchillo entre las cosas de Alcaraz. La Justicia intentará determinar si es el arma homicida, que no estaba en la escena del crimen. Alcaraz y Mía fueron trasladados a la Coordinadora Departamental de Investigaciones para una revisión médica. La niña quedó bajo el cuidado de psicólogos y el Secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, puso a disposición de la Justicia de Morón dos helicópteros para que la familia viaje a Junín a buscarla.

***

Raúl y Federico, los maleteros de Junín, estaban hablando del caso cuando lo vieron pasar a Alcaraz con la niña en brazos. “Llamaba la atención porque era raro ver a una nena de seis años en brazos de un adulto, era demasiado grande, a cualquiera le hubiera llamado la atención”,contó Raúl a los medios. Mía tenía una capucha puesta y recién pudieron verle la cara cuando se la corrió y los saludó. “Ahí le vi la cara y me di cuenta que era la nena, porque la acababa de ver en la foto del diario. El hombre preguntó si vendíamos pasajes para Santiago del Estero, pero le dije que Pullman no vendía a ese destino, que tenía que ir a Rosario. Entonces se dio media vuelta y se fue”, relató.

***

Emiliano Luzezik llamó el lunes a la madrugada al 911: acababa de encontrar a Sabrina Soledad Martín de 24 años y a su hijo de tres apuñalados en la casa de El Palomar en la que vivían. Desde entonces, 500 policías rastrillaron la zona para encontrar a la otra hija de la mujer, que no estaba en la escena del femicidio.

Dos testigos declararon en la Justicia que, un rato antes del doble crimen, escucharon a Sabrina discutir con un hombre. Su novio y el padre de sus hijos quedaron detenidos preventivamente y tendrán que declarar frente a la fiscal Cecilia Corfield para dar datos sobre dónde puede estar la niña.

Cuando llegaron los oficiales de la seccional sexta de Morón a Murillo y Marconi, la casa estaba desordenada y el cuerpo de Sabrina, tirado en el suelo con un corte profundo en el cuello. Los resultados de la autopsia determinaron que a ella la mataron de 9 puñaladas y al niño -que estaba envuelto en una frazada- de 19. Ambos dormían.

Aunque no había un pedido de captura formal sobre Alcaraz, los investigadores sospechaban  que podía tener algún vínculo con el crimen: había desaparecido de los lugares que frecuentaba y tampoco había ido a trabajar a la carnicería. La Justicia entrevistó a familiares, conocido y amigos y armaron un perfil psicológico del sospechoso. Alcaraz había pasado el lunes por lo de su papá para pedirle prestados 300 pesos. Al hombre le llamó la atención porque no tenían una buena relación y se lo contó a la policía cuando se enteró del doble crimen.

Anoche la policía hizo seis allanamientos en el barrio El Palomo, en Merlo, buscando al carnicero y a Mía. Durante las últimas horas, los investigadores recibieron decenas de llamados con datos sobre la niña. Esta mañana, más de 500 policías de la provincia participaban de la búsqueda.

La tía de Sabrina contó a la prensa que había visto a su sobrina varias veces golpeada. “Ha tenido hechos de violencia de género, la veíamos golpeada, yo la aconsejaba y le decía ‘dejate de joder’”, dijo. Un amigo contó que ella se había separado del papá de sus hijos y que el hombre “se llevaba a la nena para manosearla y la amenazaba a ella de muerte”.

“Este tema te lo dedico por Medio de otro amigo que me pasó el tema, amiga y hermana del alma. Para vos, Sabrina Martín. Siempre te recordaré y no me olvidaré nunca de vos y de tu hijo que siempre me hacían reír y me alegraban el día cada vez que estaba cerrado en mi mundo. Ustedes [me hicieron] entender que mi vida tiene un sentido y un propósito para seguir adelante, gracias a ustedes dos seguiré mi [vida] como corresponde y ayudándolo a tu novio Emanuel Lukezic y a tu hermano del alma que siempre estuvo con ustedes”, escribió en el muro de Facebook un amigo de Sabrina.

Nota publicada el 18/11/2015

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada